Virginidad, el mito del himen roto persiste en pleno siglo XXI pese a no tener base cientifica

The content originally appeared on: El Dia

La virginidad es una farsa, dicen Ellen Stokken Dahl y Nina Dolvik Brochmann, y armadas con un aro de esos para jugar hula hula forrado con una delicada pelicula de plastico transparente, se proponen explicarselo a su audiencia.

Brochmann lo sostiene y Dahl lo rompe de un poderoso manotazo.

La escena, representada durante una conferencia TED en Oslo por estas dos medicas y escritoras noruegas, ilustra de forma contundente una idea con la que la mayoria de nosotros hemos crecido: que la primera vez que una mujer tiene una relacion sexual vaginal el himen se rompe y, como consecuencia, sangra. Y en ese momento se pierde la virginidad.

Si bien la charla de las autoras de <> tuvo lugar en 2017, y el hecho de que el himen no sufre un cambio tras el coito es un dato reconocido por las ciencias medicas desde hace mas de 100 anos, la idea de que esta parte del cuerpo femenino puede revelar su historia sexual sigue siendo prevalente en nuestra sociedad.

<>, le dice Dahl a BBC Mundo.

<>, anade.

Y aunque la OMS y la ONU consideran las pruebas de virginidad (que implican un examen vaginal para verificar si el himen esta <>) como una violacion a los derechos humanos y abogan por su prohibicion, estas se siguen practicando en una veintena de paises (incluidos Reino Unido y Estados Unidos), asi como la himenoplastia, un procedimiento quirurgico que ofrece <> pese a que este no queda roto.

Abierto, elastico y con un agujero

?Como es entonces realmente el himen y que le sucede exactamente despues de la primera relacion sexual?

Diagrama del himen

Lejos de ser una delicada membrana que cubre la entrada de la vagina, <>, indica Brochmann en el video de TED que tiene millones de visualizaciones.

Su forma, en lineas generales, es como de la de una rosquilla o medialuna, con una gran agujero en el medio. Es ademas una estructura hiperelastica capaz de acomodar al pene sin sufrir danos.

<>, le explica a BBC Mundo Marta Torron, fisioterapetuta del suelo pelvico y experta en fisiosexologia, que dedica gran parte de su tiempo a la divulgacion.

<>, anade.

Banda para el pelo. FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES. Dahl compara al himen con una banda elastica recubierta de tela.

Es decir, <>.

En caso de que no lo estuviera, estariamos frente a un <>, senala Torron.

Su apariencia puede ser tan variada como lo puede ser la del clitoris, la vulva o cualquier otra parte del cuerpo de una mujer.

Fundamentalmente, nada hay en su aspecto que revele un antes y un despues del coito, como de tanto repetirse hemos llegado a creer. Por lo tanto, no existe ningun procedimiento medico que permita determinar si una mujer ha tenido sexo vaginal o no.

<>, enfatiza Torron.

Un estudio que data de 1906, por ejemplo, revelo que el himen de una trabajadora sexual no habia sufrido cambios, manteniendo un aspecto similar al de una joven que no habia tenido relaciones sexuales.

Otro mas reciente, llevado a cabo en 2004, observo que de 36 jovenes embarazadas 34 conservaban su himen intacto.

En resumen, el himen puede permanecer tal y como es no solo despues de la penetracion, sino tambien incluso durante todo el embarazo.

Himen como sello de virginidad

Sin una base cientifica, la virginidad se muestra como una construccion social, un concepto profundamente arraigado desde hace siglos en muchas culturas para controlar el placer y la sexualidad de las mujeres, coinciden las expertas consultadas por BBC Mundo.

Dibujo de Vesalius. FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES. Vesalius escribio que no todas mujeres virgenes tenian himen.

No obstante, no fue sino hasta el siglo XVI cuando se establecio por primera vez una conexion entre la idea de la virginidad y una parte especifica del cuerpo femenino.

El vinculo del himen <>, explica Eugenia Tognotti, profesora de Historia de la Medicina de la Universidad de Sassari, en Italia.

<>, le dice Tognotti a BBC Mundo.

Sin embargo, mas tarde, anadio que el <>, continua la historiadora.

Con esta ultima aseveracion, <>.

Sangre en las sabanas
Otras de las ideas que prima en el imaginario popular es la del sangrado.

La sabana con gotas de sangre –o el panuelo tenido de rojo en otras culturas, como la gitana– en la noche de bodas, constituye una prueba del honor preservado de la mujer.

Sabanas con sangre. FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES. La mayoria de las mujeres no sangran tras la primera relacion sexual.

Para empezar, <>, comenta Torron.

<>, aclara la experta y anade que, con la excitacion, la <>.

Y en el caso de que el himen –un tejido ademas con poca vascularizacion– sufra una pequena laceracion, <>, explica Dahl.

?Y que hay de cierto en la idea de que el himen puede romperse por andar en bicicleta, practicar algun deporte brusco o por la insercion de una tampon?

<>, dice Dahl bromeando.

<>, agrega.

Lo mismo afirma la fisiosexologa espanola. <>.

<>

Acabar con el mito
Para Torron, es importante divulgar esta informacion sobre el himen, que pesa <>, para borrarla del pensamiento colectivo.

Mujer en el hospital. FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES. En muchos paises aun se realizan pruebas de virginidad, pese a que la OMS y la ONU las condenan por ser una violacion a los derechos humanos.

Pero ademas del impacto que pueda tener sobre la salud y el bienestar sexual de las mujeres, es crucial erradicar estas nociones falsas por la influencia que tienen en el campo de la medicina forense, dice.

<>, explica.

Dahl considera que, informacion aparte, es importante dejar de preocuparnos de si una mujer es virgen o no.

<>.

<>.