Deportes

Gerrit Cole

El sentimiento de ansiedad y tensión que experimentó Gerrit Cole durante su viaje hacia las oficinas del Dr. Neal ElAttrache en Los Ángeles para una cita el jueves por la tarde, fue reemplazado rápidamente por el alivio de escuchar que no necesita someterse a la cirugía Tommy John.

En vez de eso, el derecho fue diagnosticado con inflamación nerviosa y un edema, cuyo tratamiento consiste en descanso y rehabilitación. Específicamente, estar entre tres a cuatro semanas sin lanzar, antes de integrarse a los Yankees durante la temporada. Para el monticular se sintió como una victoria.

“No es una experiencia común para mí. No estoy acostumbrado a pasar por algo así”, expresó Cole el sábado. “Cada vez que pasas por algo por primera vez, hay mucha incertidumbre, pero yo tenía mucha fe”.

Lo dicho por ElAttrache estuvo en línea con el diagnóstico inicial de los Yankees, al mencionar que el ligamento colateral ulnar de Cole está intacto y que podría regresar a la rotación de Nueva York entre finales de mayo y principios de junio.

Cole dijo que no necesitará ninguna inyección de plasma rico en plaquetas y continuará trabajando en mantener su brazo en forma.

“El mejor de los casos es que no tuviera ningún problema, ¿no?”, dijo el gerente general Brian Cashman. “Pero supongo que este es el segundo mejor escenario”.

Desde que llegó a los Yankees, Cole ha estado en salud durante la mayor parte del tiempo, salvo por una distensión en la corva izquierda y un paso por la lista de lesionados por COVID-19 en el 2021. La última vez que había sido inhabilitado por un problema en el codo derecho fue en el 2016, cuando seguía con los Piratas.

El lunes y martes pasado, Cole se sometió a análisis de resonancia magnética, tomografías computarizadas y exámenes de rayos-X en Tampa, luego de presentar una inusual fatiga después de su apertura de pretemporada.

“Creo que he determinado que posiblemente fuimos muy rápido”, señaló Cole. “Progresamos por el ciclo regular de recuperación, pero en cierto punto no sentí que estaba de vuelta a las bases. A ese punto, había llegado el momento de saber qué había pasado”.

La lesión terminará una racha de cuatro aperturas seguidas en Días Inaugurales para Cole. El zurdo cubano Néstor Cortés será el encargado de iniciar la campaña de los Yankees, según anunció el equipo el viernes.

Carlos Rodón se trepará a la loma para el segundo de la serie inaugural ante los Astros en el Minute Maid Park. Marcus Stroman continuará con su rutina actual, siendo probablemente el elegido para abrir el tercer choque.

“Estamos sólidos”, indicó Cole. “Nuestros chicos lucen bien y están listos”.

Aunque Cashman confesó que el diagnóstico de Cole le ahorró unas cuantas noches sin dormir, el gerente se mantiene esperanzado de poder reforzar la rotación entre ahora y la fecha límite de cambios.

“Ciertamente me gustan las opciones que tenemos”, expresó. “Aprendes mucho estando aquí. Obtienes más información con cada salida”.

“Me siento bien con nuestras opciones internas. Pero al mismo tiempo, nunca dejamos de tener conversaciones externas. Ese era el caso antes de esto y continuará desde ahora hasta finales de julio”.