Trozo de la Vera Cruz da vida a la Iglesia de Santa Cruz de El Seibo

The content originally appeared on: El Dia

La Villa de Santa Cruz de El Seibo, fundada a inicios del siglo XVI, durante el gobierno de frey Nicol?s de Ovando, cont? al principio con una iglesia construida con materiales perecederos, sirviendo esta a los encomenderos y dem?s habitantes que desarrollaban funciones agr?colas y ganaderas, adem?s de la b?squeda y la explotaci?n de oro.

El interior de la hermosa b?veda de ladrillo. C?sar Langa Ferreira

Cuando la Villa creci?, se vio en la necesidad de construir una iglesia de materiales permanentes. Esta recibi?, como reliquia fundamental, un peque?o trozo de la “Vera Cruz”.

El templo se inici? en el siglo XVII. Est? constituido por una planta en forma de cruz latina y presbiterio poligonal, que cuenta adem?s con una sacrist?a anexa al ?bside, por el lado este, un coro alto, actualmente desaparecido y una esbelta torre campanario a la que se coloc? un reloj p?blico en tiempos recientes.

El perfil general de la iglesia muestra una cubierta sobre la nave principal y el crucero, en forma de ca??n corrido, dividida en tramos por grandes contrafuertes que sostienen arcos de descarga sobre los que apoya la b?veda. El perfil se muestra alargado y achatado, como consecuencia de huracanes y terremotos.

El presbiterio sobreelevado, est? cubierto por una magnifica c?pula sostenida por arcos radiales que parten desde el centro, alrededor de un ?sculo que sostiene una linterna poligonal, abierta con ventanales por todos sus lados.
La altura de la nave central es continua y superior a la de las b?vedas que abren los brazos del crucero, de modo que estos funcionan como capillas auxiliares.

El crucero oeste contiene el sagrario que resulta ser un fragmento de un antiguo retablo en madera, cubierto con placas de plata repujada.

En el crucero este funciona actualmente el coro de la iglesia, presentando como obra de arte fundamental una imagen al ?leo de la Virgen de la Altagracia, de gran calidad art?stica y t?cnica.

Virgen de la Altagracia, con su marco “art nouveau”.

De autor an?nimo, de inicios del pasado siglo XX. Este cuadro fue donado por la familia Dalmas?, de origen seibano.
El marco de la pintura es de plata dorada, repujado al estilo “art nouveau”, formando rosas en bajo relieve, realzadas con la aplicaci?n de piedras semipreciosas de varios colores.

Hoy en d?a, despu?s de la ?ltima intervenci?n, la nave principal cuenta con un z?calo de cer?mica policromada de 1.20 mts de altura, que recorre todos los muros del espacio. El presbiterio conserva un retablo en madera, r?plica exacta del original, perdido en el tiempo.

Este retablo de tres calles, de estilo neog?tico, contiene en el centro una cruz manufacturada en metales preciosos que encierra en su centro el fragmento de la “Vera Cruz”. Im?genes a escala natural, de San Jos? y la Virgen se encuentran en hornacinas, en ambos lados de la calle central.

Ventanas enmarcadas
El presbiterio posee dos ventanas enmarcadas por dos arcos rebajados abocinados, hechos de ladrillo, material de construcci?n fundamental de la iglesia y sus b?vedas.

Sobre estas dos ventanas se encuentran hoy dos ?leos del artista dominicano Dustin Mu?oz. Uno de ellos habla del descubrimiento de la Vera Cruz por Santa Helena, madre del emperador Constantino.

El otro del cardenal Beras Rojas, con una procesi?n de frailes y el templo como fondo. Las dos ventanas del presbiterio cuentan con vitrales coloreados de dise?o geom?trico.

En el exterior se destacan las jambas de ladrillo de las ventanas, protegidas por un alfiz, lo mismo que las puertas de acceso laterales y la puerta principal, que est? enmarcada dentro de un elaborado portal con pilastras a dos niveles , coronado por un recuadro del mismo material que contuvo, alguna vez, un bajo relieve o pintura, hoy en d?a desaparecido.
Sobre el portal existe un ?sculo al modo de los rosetones g?ticos.

Detalle

— El campanario
El campanario cuenta con cinco cuerpos superpuestos, con un techo a cuatro aguas, sobre el que se levanta una cruz. Los cuatro cuerpos superiores est?n aligerados y horadados por arcos que sostienen las campanas.

*Por MAR?A CRISTINA DE CAR?AS, C?SAR IV?N FERIS IGLESIAS Y C?SAR LANGA FERREIRA