Solo quiero saber si mi hijo está vivo o muerto, la petición de la madre de un preso en La Victoria 

Nacionales

La desesperación de familiares de presos en La Victoria afectados por incendio.

Edilí Arias/ Algenis Carreras

Santo Domingo.- «Solo quiero saber de mi hijo. Que me digan si está vivo o si falleció en el incendio. Yo voy a aceptar la voluntad de Dios«, dijo Carmen Joselin de la Cruz, madre de uno de los reclusos de la Penitenciaría Nacional de La Victoria.

A una semana del incendio que cobró la vida de al menos 13 reclusos y provocó el traslado de unos 1,800, la madre residente en Santo Domingo, desconoce el paradero de su hijo.

«El martes me dijeron que estaba en El Pinito de La Vega, fui y me dijeron que no está», dijo la mujer.

Con la voz entrecortada, la mujer expresó que las autoridades les mienten sobre el paradero de los reclusos.

Les invitamos a leer: Lo ocurrido en La Victoria podría repetirse en otras cárceles, advierte Roberto Santana

«Ellos (las autoridades) no están dando calma con noticias falsas».

Afirmó que desde el incendio de la semana pasada no ha tenido noticias de su hijo, quien solía llamarla por teléfono.

«Soy una mujer enferma, pero tengo que venir porque es mi hijo».

Desesperación

A las afueras del penal, el escenario es desgarrador, con familiares yendo de una puerta a otra, algunos con bolsas de alimentos y ropa, otros mirando al horizonte como buscando una respuesta divina.

Tal es el caso de María García, quien afirma que los internos se están muriendo de hambre.

«No me dejan pasar comida a menos que esté cocinada».

La mujer, con voz desesperada, explicó que su hijo se encuentra desnudo y descalzo.

Les invitamos a leer: Coronel Roberto Nivar, nuevo encargado del Departamento Operativo de La Victoria