Nacionales

Santo Domingo. – La Sociedad Dominicana de Cardiología expresó que este año la prevención siguió fuera de los planes oficiales de salud.

Al pasar balance del sector salud, puntualiza que hay varios planes para mantener a la población saludable, pero sin embargo se centran en acciones reactivas y no preventivas.

“Lamentablemente, las enfermedades cardiovasculares no aparecen como una entidad importante a tomar en cuenta para desarrollar un plan de prevención eficiente y eficaz, que eduque a la población sobre los factores de riesgo de la misma y cómo combatirlos”.

Puntualiza que, al analizar el accionar del sector salud estatal, admite que están en desarrollo el Plan Estratégico Nacional de Salud se establece que las Enfermedades No Transmisibles (ENT) constituyen el centro del cuadro sanitario y perfil epidemiológico de República Dominicana.

Agrega que sus factores precipitantes son hábitos de consumo masivo, ausencia de ejercicios físicos, vida sedentaria, hábitos nocivos de fumar, consumo de alcohol, obesidad y sobrepeso.

Resalta que ese plan reconoce que dichas enfermedades representan la causa de muerte número uno en todo el mundo y que la hipertensión es uno de los factores de riesgo más asociado a dicha mortalidad.

“No podemos seguir actuando cuando ya tenemos el problema, es necesario prevenir para no tener que lamentar”, comentó, en un comunicado difundido por el portal www.resumendesalud.net, especializado en informaciones médicas.

Hizo un llamado al presidente Luis Abinader, al Gabinete de Salud y al Ministerio de Salud Pública para que, en el 2024, “aunemos esfuerzos y trabajemos un plan de prevención que impacte la población y disminuya los riesgos de morbi-mortalidad cardiovascular.

Precisó que “de nada sirven las inversiones en infraestructuras hospitalarias (deficientes por demás), sino contrarrestarnos la alta incidencia de las enfermedades cardiovasculares por falta de prevención de sus factores de riesgo”.

Propuso utilizar el primer nivel de atención como puerta de entrada al sistema de salud, “no solo como un muro de contención de costos, que es uno de sus fines, sino para prevenir riesgos y promover salud”.

“Esto es lo que esperamos del Ministerio de Salud para este 2024: menos reacción y más prevención”, apuntala, en un comunicado enviado a este periodista.

Observó que quedó establecido en la pasada Cumbre Iberoamericana de Cardiología “que tenemos la necesidad imperiosa de nuestros gobernantes nos hagan caso para tomar decisiones, sin costo, como es la educación, desde la infancia, con la finalidad de prevenir la epidemia de problemas cardiovasculares”.

Recordó que se creó la Red Iberoamericana de Salud Cardiovascular y su misión es trabajar para que las enfermedades cardiovasculares sean incluidas en la agenda política de nuestros países y pueda mejorarse la salud cardiovascular de Latinoamérica.

“La Sociedad Dominicana de Cardiología es parte activa de dicha red, así que pasamos de la preocupación a la ocupación: El 2024 será el año de la prevención cardiovascular”.

Explicó que esa sociedad médica concibió un Plan de Prevención que consiste en conversatorios interactivos de 40 minutos.

Indicó que son desarrollados en empresas, universidades y escuelas.

El comunicado está firmado por la presidenta de la entidad, el doctor Rosa Cueto.