Nacionales

Santo Domingo.- Se entregó de forma voluntaria este viernes a las autoridades Juan Amaury Novas Ortiz conocido como «Bokú» de 46 años de edad, quien presuntamente está vinculado a «Kiko La Quema» supuesto líder de una red de tráfico de drogas.

Según informaciones preliminares expuestas por el medio CDN durante una transmisión en vivo, Novas Ortiz se encontraba en una de las lomas del municipio Los Cacaos de la provincia San Cristóbal, y desde allí estableció contacto con el sacerdote de esa demarcación para entregarse ante la Policía Nacional y la Dirección Nacional de Control de Drogas. 

Le invitamos a leer: “Kiko la Quema” ha burlado 10 veces este año persecución de autoridades

«Ayer en horas de la mañana se comunicó conmigo el papá de la esposa de Bokú y me comentaron la posibilidad de que quería entregar con el sacerdote de aquí, y también con mediación del señor Billini, un señor que es de la Defensa Civil de aquí. Hicimos los procedimientos, fuimos al lugar donde estaba, lo trajimos para la parroquia y de ahí se dio parte a ustedes la prensa y a las autoridades. Básicamente lo buscan porque en algún momento tuvo alguna relación con Kiko«, narró Daniel Arturo López, párroco de Los Cacaos.

En cambio, José Antonio Figuereo Bautista alias “Kiko La Quema” continúa prófugo. 

En lo que va de año las autoridades han desplegado 10 operativos para apresar al supuesto traficante “Kiko la Quema”, quien ha logrado escapar de cada uno de ellos como “por arte de magia”.

Por tal motivo las autoridades apresaron al teniente coronel de la Policía Nacional Elvis de la Rosa de León, encargado de operaciones en la comandancia regional San Cristóbal, por sus presuntos vínculos con “Kiko la Quema”.

Atemorizados

Mientras tanto en Cambita, pueblo natal de Kiko, la población está atemorizada por los operativos llevados a cabo por las autoridades para lograr su captura.

Familia

De su lado, los parientes de Figuereo Bautista denunciaron que han sido maltratados por las autoridades y detenidos para que el prófugo se entregue.

Sin embargo, aseguraron que ya no pueden hacerse cargo de las acciones de «Kiko La Quema», puesto que en su niñez intentaron enseñarle el camino correcto, pero que ya es adulto y es responsable de sus actos.

“Cuando él era menor de edad yo lo entregué dos veces al fiscal de aquí, acompañado del padre, pero ya él es un viejo de 47 años. Ya se salió de mis manos, no puedo hacerme cargo de sus acciones”, manifestó Santos Figuereo, hermano mayor de «Kiko La Quema».

No obstante, moradores en Cambita defendieron al presunto narcotraficante al calificarlo como un hombre bueno y solidario para la comunidad.