La obesidad y el sobrepeso son problemas muy frecuentes. Además, cuentan con una tendencia a seguir aumentando en el futuro, con el riesgo que conlleva para la salud de las personas. Las cifras actuales indican que un 16,5 % de hombres y un 15,5 % de mujeres padecen obesidad y un 44,9 % de los hombres y un 30,6 % de las mujeres sobrepeso en España.

Debido a ello, la Sociedad Española de Reumatología (SER) ha lanzado la campaña ‘Reumafit’, que contiene indicaciones a través de una guía. Su objetivo principal es poner de manifiesto la importancia de realizar ejercicio físico en las personas afectadas, ya que se ha demostrado que tanto el sobrepeso como la obesidad agravan este tipo de patologías y reducen la eficacia de las terapias.

La obesidad conduce a un entorno de inflamación sistémica de bajo grado. Esto provoca un aumento de la inflamación de las patologías reumáticas. Concretamente, en las enfermedades reumáticas inflamatorias autoinmunes tiene una influencia negativa sobre la actividad de la patología y la respuesta a algunos tratamientos.

De ahí, que estas personas deban mantener un peso saludable para “aliviar la carga en las articulaciones afectadas, disminuir la inflamación, mejorar la movilidad y la respuesta a los tratamientos, entre otros aspectos”, tal y como indica la doctora Raquel Almodóvar, reumatóloga del Hospital Universitario Fundación Alcorcón (Madrid) y una de las coordinadoras de esta iniciativa.

Además, “la pérdida de peso favorece un mayor control de los factores de riesgo cardiovascular y desarrollo de otros problemas de salud asociados; y mejora de forma significativa la calidad de vida”, según destacan los expertos que han elaborado la guía. También insisten en la importancia de la disminución de la ingesta de calorías combinada con ejercicios aeróbicos y de fortalecimiento como medida más eficaz en la prevención y el tratamiento del sobrepeso y la obesidad.

Los expertos recuerdan que hay dos tipos de ejercicios muy importantes para las personas con sobrepeso y obesidad: el aeróbico o cardiovascular y el de fuerza. Así, el primero incluye deportes como la caminata, la bicicleta, el running o la natación, mientras que para fortalecer debemos emplear bandas de resistencia, pesas o el propio peso del cuerpo.

Si bien, hacerlo de forma aislada es menos eficaz, por lo que se recomienda la continuidad y aumentar, en la medida de lo posible, la actividad física no relacionada con el ejercicio (evitar el sedentarismo, realizar tareas domésticas, andar, sustituir el ascensor por las escaleras, aumentar las actividades al aire libre, etc.). La disminución de la ingesta de calorías combinada con ambos tipos de ejercicio es eficaz en la prevención y el tratamiento del sobrepeso y la obesidad y contribuye a mantener, a medio-largo plazo, la reducción de peso.

Además, los reumatólogos destacan la importancia de no perder masa muscular independientemente de que aumente algo el peso corporal, porque mejora el rendimiento físico, favorece la producción de mioquinas y disminuye las adipocinas, aumenta el metabolismo basal y mejora la estética corporal.

El ejercicio físico es muy beneficioso para pacientes de enfermedades reumáticas. 

El proyecto Reumafit de la Sociedad Española de Reumatología nació en 2020 con la finalidad de poner de manifiesto la importancia de realizar actividad física y ejercicio en personas con enfermedades reumáticas. Como han indicado los expertos, su práctica mejora los síntomas de estas patologías y también ayuda a la población general a prevenirlas.

Desde entonces, un grupo multidisciplinar de reumatólogos y rehabilitadores han ido desarrollando materiales como guías sobre la importancia del ejercicio físico en las enfermedades reumáticas, en espondiloartritis, en enfermedades autoinmunes sistémicas, en artrosis de rodilla, en dolor lumbar y la novedosa, en enfermedades reumáticas y obesidad.

Además de las guías, también hay videos con ejercicios dirigidos que se pueden realizar en casa y que, en el caso de las enfermedades reumáticas y la obesidad, es una persona con sobrepeso quien se encarga de realizarlos. “Esto nos parecía muy importante, ya que es más fácil que cuando se lo demos a los pacientes, lo vean, se sientan más identificados y les evite pensar que no pueden hacerlo”, explica la reumatóloga.

Además de la doctora Almodóvar, también forman parte de la coordinación de esta iniciativa, los doctores Mariano T. Flórez y Fernando García, rehabilitadores del Hospital Universitario Fundación Alcorcón (Madrid); Montserrat Romera, reumatóloga y profesora de la Universitat Internacional de Catalunya (Barcelona), y Pedro Zarco, reumatólogo del Hospital Universitario Fundación Alcorcón (Madrid).

Reumafit cuenta, además, con material multimedia (ejercicios específicos) elaborado para los pacientes.

Lea también: Cuál es el tamaño de porción de comida adecuado para ti