Nacionales

Presidente Luis Abinader en La Semanal.

Santo Domingo.- República Dominicana está “preparada ante cualquier situación de inestabilidad” en Haití, afirmó el presidente del país, Luis Abinader, en relación a los llamamientos del exlíder rebelde haitiano Guy Philippe a una revolución para que el primer ministro Ariel Henry abandone el poder.

“Estamos dando seguimiento a la situación en Haití, estamos preparados ante cualquier situación de inestabilidad, que no es nueva en Haití, ha sido una constante en estos dos años y medio”, dijo Abinader ante las preguntas al respecto de los medios de comunicación en su rueda de prensa de todos los lunes, La Semanal.

Indicó que, de hecho, cada semana las autoridades dominicanas celebran reuniones en las que se estudia la situación en el vecino país.

Abinader fue preguntado sobre este tema cuando quedan menos dos días para el 7 de febrero, fecha en la que tradicionalmente son las investiduras de los presidentes de Haití, un país sin jefe de Estado como tal desde el asesinato en 2021 de Jovenel Moise y con Henry como máxima autoridad.

Se suceden las protestas y las peticiones para que Henry abandone el poder de Haití, sumido en una grave crisis en todos los órdenes y en medio de una espiral de violencia con miles de muertos a manos de unas bandas armadas que se han hecho fuertes y controlan Puerto Príncipe y otras zonas.

En la rueda de prensa de este lunes, Abinader también fue preguntado por la crisis entre los dos países por la construcción de un canal por parte haitiana en el limítrofe río Masacre (Dajabón para los dominicanos), que llevó en septiembre pasado a la adopción de diferentes medidas, entre ellas el cierre de las fronteras dominicanas, ya levantado.

En enero pasado, se reanudaron las reuniones al respecto entre autoridades dominicanas y haitianas, pero, señaló Abinader, “no se ha llegado a nada”, pues, según defiende República Dominicana, Haití incumple con lo estipulado en el Tratado de Paz, Amistad Perpetua y Arbitraje del 20 de febrero de 1929.

Entre las medidas adoptadas en su momento por Santo Domingo por este diferendo, estaba también la reactivación del canal de La Vigía, en la parte dominicana del río Masacre-Dajabón, aguas más arriba de la toma de agua del lado haitiano que desencadenó el conflicto hídrico.

Abinader afirmó que el canal de La Vigía está listo y que su objetivo principal es tomar agua para que esta no falte “río abajo a nuestros productores». “Hasta ahora no ha faltado (agua), ha llovido lo suficiente en estos meses, pero ese canal está allí para tomar un metro cúbico (por segundo), que es lo que necesitamos para los agricultores río abajo”, puntualizó.