Globales

Kranj (Eslovenia).- La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) reúne mañana y pasado en Kranj (Eslovenia) a representantes de gobiernos de todo el mundo en materia digital, de las multinacionales tecnológicas y a expertos para revisar el grado de cumplimiento y la implementación del Marco Ético Mundial sobre Inteligencia Artificial (IA).

Tres años después de acordar este marco, en 2021, los 194 estados miembros de la UNESCO están llamados a dar cuenta en este encuentro de qué han hecho a nivel nacional para desarrollar regulación y controles éticos en el uso de la inteligencia artificial.

Mañana lunes, cuatro mesas ministeriales darán voz a ministros, secretarios de estado y directores de los departamentos encargados de las políticas digitales en medio centenar de países para que puedan explicar qué están haciendo para asegurar que el desarrollo de esta tecnología no promueve desigualdades ni daña los derechos de las personas, entre otros.

Mayte Ledo, la secretaria de Estado española de Digitalización e Inteligencia Artificial, intervendrá en una de estas mesas, que también contarán con la participación de altos representantes de países latinoamericanos, como México, Colombia, Chile, o República Dominicana.

El primer día, representantes del órgano asesor sobre IA de la ONU, del que forma parte la ex secretaria de Estado española, Carme Artigas, presentará el informe realizado para el secretario general de la organización, en el que abogan por una mayor armonización entre las normas internacionales y la forma en que se desarrolla e implanta la IA.

El segundo día, los expertos y representantes del sector privado hablarán en el foro sobre cómo usar la IA como aliado en lugar como promotor de desigualdades en áreas como la inclusión, las igualdad, los derechos humanos o los desafíos ambientales.

Asimismo, la UNESCO pretende lanzar en el encuentro una plataforma en la que los países den cuenta de lo que hacen para regular la ética en la inteligencia artificial, al tiempo que espera de las grandes tecnologías compromisos para que hacer de la IA una herramienta que contribuya al desarrollo de sociedades más justas.