Columnas

Felipe Mora

Aun no se ha explicado con lujo de detalles que delito cometio David de los Santos, aparte de un simple cruce de palabras con una mujer en plaza Agora. Por esa simpleza, este joven perdio la vida, luego de ser torturado de forma implacable por oficiales y alistados policiales que todo indica nunca han tenido un apice de humanidad. Lo mismo los tres forajidos que estaban presos.

Desde que David fue entregado a la Policia y conducido en calidad de detenido al destacamento que lo transporto a la muerte, el de Naco ?que delito cometio este joven para merecer todo tipo de tortura, y posteriormente morir por esa causa? ?Fue condenado a ese suplicio por ese simple intercambio de palabras con una mujer?

Desde ahi se comienza a mentir a la sociedad dominicana, que ha condenado en todas sus formas ese vil asesinato. El periplo y las respuestas que recibieron los familiares y amigos de David en el destacamento y dos hospitales constituyeron todo un rosario de mentiras tras mentiras.

Son bastante conocidas las sucesivas mentiras en que incurrieron oficiales y subalternos de la Policia destacados en el destacamento de Naco, donde el Ministerio Publico pudo comprobar que se cometieron sucesivos abusos contra el joven David de los Santos.

Tras la entrada de David al establecimiento donde ella labora, la mujer en cuestion se querello con la seguridad de la plaza. Y ahi comenzo el via crucis de este muchacho, deportista y de gran formacion familiar, segun reportes divulgados.

?Porque esa mujer publicamente no ha dado la cara? ?Porque las grabaciones de camaras del establecimiento no presentan el dialogo sostenido entre el y ella? Ese intercambio de palabras entre David y ella no era motivo para que este joven perdiera la vida en un hecho que ha puesto en entredicho el verdadero rol que debe ejercer la Policia Nacional como real garante de la seguridad ciudadana.

Los culpables de esa muerte suman un mayor numero que los nombres dados a conocer.