A&B Vida & Estilo

Cientificas britanicas de la Universidad Metropolitana de Cardiff afirman que las dietas veganas –llamado tambien ‘vegetarianismo estricto’ por ser una practica que rechaza cualquier producto de origen animal– podrian no suministrar un balance adecuado de nutrientes que requieren los bebes en crecimiento.

A traves de una publicacion en el diario The Conversation, las expertas en nutricion Ruth Fairchild y Shirley Hinde aseguran que la dieta vegetariana basada en consumir poca grasa y mayor cantidad de fibra es “totalmente inadecuada” para aquellos ninos con menos de dos anos.

El argumento de las nutricionistas es que durante esta etapa los ninos tienen necesidades particulares en lo que refiere a vitaminas y minerales. Luego del periodo de lactancia –los seis meses posteriores– su alimentacion debe contener “buenas fuentes de grasas y proteinas”, una cantidad minima o nula de alimentos ultraprocesados y cero dosis de sal agregada. “Cuanta mas variedad de alimentos consuman los bebes, menor es la probabilidad de que les falte algun nutriente”, destaca la publicacion.

La obtencion de minerales

El mayor problema de ingerir unicamente vegetales es lo complicado que resulta el suministro de minerales como el calcio, zinc, yodo y hierro al organismo, al igual que vitaminas como la D y la B12. En los vegetales, estas sustancias no solo estan condicionadas a ciertas fuentes, sino que ademas su absorcion es dificil. Esto no ocurre con productos como los huevos o los lacteos, los cuales pueden proporcionar estos elementos sin problema.

Las especialistas advierten en que una dieta vegana a una edad tan prematura es potencialmente una causante de alteraciones del desarrollo y crecimiento. Al no existir consumo de carne, son los suplementos alimenticios los unicos que contienen una fuente segura de vitamina B12, y en caso de no ser ingerida puede causar danos en el sistema nervioso.