?Por que hacerlo simple si podemos complicarnoslo?

The content originally appeared on: El Dia

*Por Victor Feliz

En una ciudad definitivamente disenada y estructurada para autos, no para los ciudadanos, no nos sorprende las decisiones que toman las autoridades en cuanto a donde ubicar la feria del libro cada ano. En algo si siempre han sido coherentes, en encontrar la mejor de las formulas para caotizar aun mas el transito local del Distrito Nacional.

En una ciudad en donde ya de por si es casi imposible moverse a todas horas del dia, agregarle un ingrediente mas pareceria una osadia. Si bien es cierto que este hermosisimo evento cuyos objetivos generales son promover la cultura y la lectura, lo cual es de vital importancia en esta sociedad cuyos valores estan en caida libre, no es menos cierto que a medida que avanzamos en el “desarrollo urbano” es obligatorio pensar de manera innovadora en soluciones que nos conduzcan a complicarnos lo menos posible el dia a dia.

?Que tan dificil resultaria elegir un lugar con las caracteristicas basicas para que este magno evento se desarrolle lo mas armoniosamente posible?

Partiendo de lo logico podriamos decir que el sitio ideal para celebrar un evento de 10 dias en algun lugar de la capital realmente no existe, pues donde quiera que se lleve a cabo causara algun impacto negativo. Pero si se puede elegir en donde cause el menor caos posible. Ubicarla en lugares en donde el acceso a traves de transporte colectivo sea viable, asi como la posibilidad de estacionarse sin causar tantos traumas. Al ser un evento cultural lo logico es que se lleve a cabo en la Plaza de la Cultura, pero esta ubicada en el mismo centro de la ciudad capital.

Este ano se ubico de nuevo en la Ciudad Colonial, el impacto en movilidad fue funesto, el impacto ambiental desastroso, las calles atestadas de vehiculos estacionados en las aceras, los vecinos, hoteles, restaurantes y comercios con el grito al cielo; no podemos dejar pasar por alto que, por momentos, hasta se podria decir, que nuestro augusto Panteon Nacional sufrio una especie de profanacion a su solemnidad debido a la irreverencia de sus asistentes.

El montaje de la feria, la cual siempre es motivo de criticas, no es el objeto de nuestra columna, sino el lugar que se eligio. La Zona Colonial se caracteriza por su alta complejidad como territorio urbano, con instalaciones patrimoniales con diferentes grados de deterioro y necesidad de restauracion, en una significativa parte, lo que unido al numero de visitantes que acudio de manera coyuntural, agravo el equilibrio de la vida urbana de tan pequeno espacio territorial de apenas un kilometro cuadrado. La Zona Colonial es Patrimonio de la Humanidad y eminentemente turistica y como tal debe ser tratada.

Lugares como el Parque del Este (el cual goza de instalaciones de bajo techo y amplias explanadas), el Estadio Quisqueya, la Ciudad Ganadera, entre otros podrian ser lugares a considerar para la proxima Feria del Libro. No solo garantizaria una mayor participacion de visitantes debido a mas comodidad para sus asistentes, sino que el caos en la ciudad disminuiria considerablemente.

Es mejor simple que complicado.