Deportes

En marzo del 2000, un Pedro Martínez que venía de ganar el segundo de sus tres Premios Cy Young y, en sentido general, estaba en el apogeo de su carrera, fue la mayor atracción en el Estadio Quisqueya (luego se agregaría “Juan Marichal”) con una serie de pretemporada de dos juegos entre los Medias Rojas y los Astros.

Tres años después, tras ver a su compatriota dominicano David Ortiz arrasar en la Serie del Caribe del 2003, Martínez ayudó a que los Patirrojos firmaran a “Big Papi” de cara a la temporada de Grandes Ligas de ese año, luego de que el toletero fuera dejado en libertad de manera inesperada por los Mellizos. El resto, como dicen, es historia.

Martínez y Ortiz fueron grandes protagonistas en el 2004 del primer título de Serie Mundial de Boston desde 1918. Y el segundo ayudaría a los Medias Rojas a ganar dos campeonatos más, en el 2007 y el 2013, rumbo al Salón de la Fama (exaltado en el 2022) para acompañar a Martínez (2015).

Ahora, el “dúo dinámico” bostoniano – pertenecientes aún a la gerencia de los Patirrojos – será uno de los elementos de más popularidad en la “Serie de la República Dominicana” (Dominican Republic Series) entre los Medias Rojas y los Rays en el Estadio Quisqueya Juan Marichal este sábado y domingo.

“Por dondequiera que van, en los Estados Unidos o la República Dominicana, la gente le grita, ‘Hey David, hey Pedro’”, comentó el derecho dominicano de Boston, Brayan Bello, quien acaba de firmar una extensión de contrato de seis años con los Medias Rojas. “Va a ser algo grande de ver”.

En el mismo Estadio Quisqueya, brilló con los Leones del Escogido Ortiz durante buena parte de la década de los 90 y principio de los 2000. De su parte, Martínez, mientras se desarrollaba con los Dodgers y luego se establecía como abridor con los Expos de Montreal, puso su granito de arena con los Tigres del Licey en la primera mitad de los 90, en el mismo parque de pelota.

Ahora, Martínez y Ortiz, programados para realizar los lanzamientos de honor antes del primer partido del sábado, serán protagonistas una vez más. Pero no estarán solos.

Además de Bello, el estelar antesalista Rafael Devers y el infielder Pablo Reyes estarán representando la República Dominicana en su país. Y del lado de los Rays, José Sirí, Junior Caminero y Amed Rosario dirán presente ante el público dominicano.

“Estoy bien contento con esto”, dijo Devers. “Sé que yo no tuve la oportunidad de ver a un pelotero de importancia en persona (cuando se criaba en Dominicana), pero poder yo hacer eso para (los jóvenes y niños) va a ser bien, bien emocionante”.