Nacionales

Una mujer pasa junto a la Penitenciaría Nacional, que se ve vacía y humeante, después de que se produjera un incendio. efe

Santo Domingo.-La ONU recordó que la solución a la crisis en Haití compete a los haitianos y que su papel se limita a apoyar lo que ellos decidan.

En respuesta a una pregunta por la falta de avances ante las profundas discrepancias entre las partes en Haití, el portavoz del secretario general, Stéphane Dujarric, dijo que ese proceso debe ser dirigido por los haitianos.

“La clase política haitiana y los actores de la sociedad civil deben encontrar la mejor solución para avanzar, y ya hay un plan sobre la mesa”, insistió Dujarric, que recordó que la representante especial para el país caribeño, María Isabel Salvador, está en contacto con todas las partes animándolos a actuar según sea lo mejor para el pueblo haitiano.

En cuanto a una posible responsabilidad fracasada de la ONU por no haber protegido a un país de su derrumbe, Dujarric lo rechazó y dijo que la ONU tiene a colegas que continúan en el terreno con un gran riesgo personal, alimentando a la gente y tratando de ayudar.

Además, volvió a recordar que son los Estados miembros los que no están aportando fondos para la respuesta humanitaria en Haití ni para la misión policial multinacional- esta última ha recaudado sólo 10 millones de dólares, “una gota en la cantidad que se necesita, de varios cientos de millones”.

De alguna manera -recordó- el secretario general cumplió su parte al acelerar un acuerdo para esa fuerza policial, que pasó por el Consejo de Seguridad y fue aprobada en octubre pasado, pero ahora se enfrenta al problema de la financiación.

La Organización de las Naciones Unidas está trabajando para establecer un puente aéreo entre Haití y República Dominicana que garantizará la entrega de ayuda humanitaria, en medio de la aguda crisis y la violencia que sufre el país.

Según informó la oficina ONU se queda en Haití“La ONU no se va a ir de Haití”, resaltó la organización, que se suma así a embajadas y representaciones diplomáticas que han tomado medidas similares en los últimos días ante la escalada de violencia.

Jefe Policía huye de casaEl director de la Policía de Haití, Frantz Elbé, salió corriendo de su vivienda la cual fue incendiada por la banda de Jimmy Chérisier, alias Barbecue, quien le había amenazado con arrestarlo por apoyar al primer ministro Ariel Henry.

Según los informes, Frantz Elbé todavía vivía en esa casa y sólo a principios de marzo, poco después del ataque a la prisión de Croix-des-Bkuquets, decidió abandonarla para huir de la inseguridad.

“Un director de Policía que huye de su casa por la inseguridad es una prueba de que las vidas y los bienes de la población haitiana están siendo entregados a bandidos armados”, cita el periódico “Gazettehaiti.com”.

Queman una cárcelLa Penitenciaría Nacional de Puerto Príncipe, la mayor cárcel de Haití y que se encuentra prácticamente vacía desde que a principios de marzo fue atacada por bandas armadas.

Se desconocen las causas del fuego en la prisión civil, aunque no se descarta que pueda reactivarse. Medios locales informan que los pocos reclusos que aún había en la cárcel fueron evacuados.

El Senado de Estados Unidos ratificó ayer el nombramiento del diplomático Dennis Hankins como el nuevo embajador para Haití, en medio del recrudecimiento de la crisis social y política en el país. Con 89 votos a favor y uno en contra, la Cámara Alta confirmó a Hankins en el cargo, que estuvo vacante desde hace más de dos años.

Compasión

—1— ClamorLíderes de la comunidad haitiana en Florida y congresistas pidieron a las autoridades de EE.UU. una respuesta compasiva frente a la crisis.—2— MigrantesEstados Unidos repatrió 65 migrantes haitianos.

Más de un millón de menores afectadosInseguridad. Más de un millón de niños, niñas y adolescentes están atrapados por la violencia de las bandas armadas en Haití, al vivir en zonas controladas o bajo influencia de esos grupos, lo que representa una cuarta parte de la población infantil del país, denunció la organización humanitaria Save the Children.

En un comunicado, la ONG indica que en los dos últimos años al menos 200,000 menores han tenido que huir de sus hogares, el 96 % de ellos a causa de la violencia o los ataques.

Aunque todavía sin cifras, Save the Children señala que desde que el 28 de febrero comenzó una nueva escalada de la violencia en Haití, la situación ha empeorado para la niñez.