Mujer migrante: desaf?os en tiempos de pandemia

The content originally appeared on: El Dia

Desde el pasado mes de marzo 2019 la situaci?n de la poblaci?n migrante se ha visto afectada significativamente debido a la presencia de la pandemia generada por la Covid 19.

Las medidas de aislamiento adoptadas y las restricciones han tra?do consecuencias “desastrosas” para la econom?a mundial, arrastrando a un futuro incierto a la humanidad que, a su vez, es segregada y clasificada por grupos con privilegios y otros que solo parten de su territorio de origen con el “pasaporte Covid”.

Con la crisis sanitaria actual existen colectivos que se ven afectados directamente. Para nadie es un secreto que la mujer en contexto de migraci?n enfrenta m?s riesgo que el hombre.

La mujer por el hecho de serlo se ve en situaciones en algunos casos de abusos y violencia de g?nero. De igual forma, puede ser sometida a trabajos feminizados con fines de explotaci?n como es el trabajo dom?stico no remunerado de manera justa. Seg?n las Naciones Unidas para la Igualdad de G?nero y el Empoderamiento de las Mujeres, (ONU Mujeres), s?lo un 22% de las trabajadoras migrantes en todo el mundo cuentan con protecci?n social.

Se calcula que los trabajos dom?sticos son realizados por mujeres migrantes prestando un servicio muy valioso a las familias y representan una parte significativa de la fuerza de trabajo mundial dedicada al empleo informal. Sin embargo, son uno de los grupos m?s vulnerables de la fuerza de trabajo y se enfrentan a m?ltiples abusos de sus derechos humanos y laborales, seg?n cita ONU Mujeres.

“Desde que sal? de Colombia, lo hice con la esperanza de mejorar mi futuro y el futuro de mis hijos. No pens? jam?s vivir lo que me ha tocado. Cuando se emigra de su tierra toca trabajar duro y en algunas ocasiones trabajos de explotaci?n. Aqu? no valen los t?tulos. Hay que comer. Yo he cuidado perros, he cargado cajas, limpio cristales, limpio casas. Adem?s de cuidar personas mayores”, dice “Dilenia” (nombre que ha elegido para preservar su identidad), mientras mira hacia arriba tratando de recordar c?mo vivi? esos meses de confinamiento con dos hijos en una ciudad que fue epicentro de uno de los siniestros sanitarios m?s impactante en los ?ltimos tiempos.

“Dilenia” contin?a describiendo aquellos d?as de dificultad, mientras se da un sorbo del caf? con leche de avena. Deja la taza reposar en la mesa vieja de cafeter?a del Raval, uno de los barrios m?s antiguos de Barcelona. Populoso por ser multicultural debido a que cuenta con la presencia de 60.94% de poblaci?n de origen extranjero.

“Me vi en la calle, sin comida y sin trabajo en plena campa?a “Qu?date en casa”, llegu? a pensar hasta en el suicidio”, contin?a.

Como “Dilenia>>, existen cientos de casos de mujeres migrantes que han tenido que estar en el “ojo” de una pandemia enfrentando diferentes vicisitudes e injusticias que la mantienen en total invisibilidad y sumergidas en una permanente crisis.

Los efectos de la pandemia han dejado al descubierto las faltas de pol?ticas p?blicas adecuadas para cubrir las necesidades b?sicas de un colectivo que con su trabajo aporta a la econom?a espa?ola.

Tal es el caso de Dai Sombra, quien tiene m?s de 15 a?os viviendo en Barcelona y cuenta que los servicios p?blicos y acceso a la salud se vieron afectados durante este per?odo y aun despu?s.

Con la ralentizaci?n de los servicios otras enfermedades fueron descuidas y en muchas ocasiones ni atendidas.

“La atenci?n a otras enfermedades o dolencias no fue contemplada en este periodo de pandemia. Yo intent? ir para un tratamiento ginecol?gico y una anal?tica anual. No me dieron cita porque no estaban atendiendo”.

El diagn?stico: “El impacto de la pandemia en la mujer migrante”, presentado por la Red de Migraci?n, G?nero y Desarrollo, comunidad vindicativa integrada por mujeres y organizaciones de mujeres de diversas latitudes que residen en Espa?a, y desde su saber situado, impulsan una apuesta colectiva y transformadora desde el feminismo descolonial hace ?nfasis en relaci?n a los derechos humanos en un contexto pand?mico, que con su vulnerabilidad se ponen en riesgo los derechos principalmente de las mujeres; derechos como los siguientes: Derecho a la salud, derecho a la vivienda, derecho a una vida libre de violencia.

El diagn?stico realizado en la ciudad de Barcelona evidencia que el 95% de las mujeres encuestadas est?n en situaci?n de desempleo, lo que supone un retroceso para la econom?a personal y de su pa?s de origen.

El an?lisis tambi?n refleja que un porcentaje de la mujer migrante ha sufrido violencia directa de mano de su pareja, expareja o personas aleda?as.

“Yo me sent?a presa y con miedo a que me mate. ?l sac? un cuchillo y me lo coloc? en el cuello, se me fue la fuerza, no pod?a gritar. Te juro que cre? que era el final”. Es uno de los testimonios que recoge la investigaci?n donde se evidencian los maltratos psicol?gicos que han vivido las mujeres a manos de sus verdugos en tiempos de confinamiento.

Con la pandemia de por medio y una situaci?n de pobreza “las personas migran para mejorar sus medios de vida y oportunidades.

Las mujeres representan casi la mitad de los 244 millones de migrantes y la mitad de los 19,6 millones de personas refugiadas del mundo”, de acuerdo a ONU Mujer.

El contexto migratorio en Espa?a, seg?n el Instituto Nacional de Estad?stica en la actualidad, es de un total de 610.323 de las 6.104.203 personas inmigrantes, son mujeres residentes en Catalunya, siendo este 6.104.203 un 12,9% de la poblaci?n de Espa?a.

En los ?ltimos a?os, el n?mero de inmigrantes que viven en Espa?a ha aumentado en 157.7 personas, un 2,64%, publica en su informe la plataforma Datosmacro.

Siendo la poblaci?n de Am?rica Del Sur, Norte, Central y del Caribe el 5%, y dentro de la poblaci?n extranjera alcanza el 31 %. Los de mayor presencia son los de Am?rica del Sur cuyo porcentaje dentro del total de la poblaci?n extranjera alcanza 22 %. Por su parte, las mujeres representan dentro de la poblaci?n extranjera en Barcelona el 17, 9%, encabezando Am?rica del Sur como la de mayor presencia. (Contreras H., P., tesis doctoral Universitat de Barcelona).

En Barcelona el Caribe alcanza un total de 8.217 habitantes. Los pa?ses con mayor representatividad son Rep?blica Dominicana con 6.130 y Cuba con 2.024 habitantes respectivamente. El porcentaje correspondiente al ?rea del Caribe, con respecto al total de poblaci?n extranjera residente en Barcelona lo encabeza la Rep?blica Dominicana con el 74, 60 % y cuba con el 24, 63 %. Por su parte las mujeres representan el 55 %. Con 4.482 habitantes. (Contreras H., P., tesis doctoral Universitat de Barcelona).

“La pandemia era para algunos meses de descanso, para m? era morir en casa”.