Muere famosa rata detectora de minas terrestres en Camboya

The content originally appeared on: El Dia

Una rata detectora de minas terrestres en Camboya, que recibi? un prestigioso premio por su labor de salvamento, ha muerto luego de jubilarse, seg?n ha anunciado la organizaci?n ben?fica para la que trabajaba.

Magawa, una rata gigante africana, falleci? el pasado fin de semana, seg?n un anuncio publicado en el sitio web de APOPO, un grupo sin fines de lucro con sede en B?lgica.

La organizaci?n entrena a ratas y perros para que olfateen las minas terrestres y la tuberculosis. “Todos en APOPO sentimos la p?rdida de Magawa y estamos agradecidos por el incre?ble trabajo que ha realizado”, dice el comunicado.

Magawa naci? en noviembre de 2013 en Tanzania, donde APOPO tiene su sede operativa y su centro de formaci?n y cr?a. Fue enviada a Camboya en 2016.

La muerte de Magawa se anunci? un d?a despu?s de que tres expertos en retirada de minas que trabajaban para otro grupo murieran por la explosi?n accidental de una mina antitanque en la provincia septentrional camboyana de Preah Vihear.

Casi tres d?cadas de guerra civil que termin? en 1998 dejaron a Camboya llena de minas terrestres y otros artefactos que siguen matando y mutilando.

La oficina de APOPO en Camboya public? sus condolencias por los tres muertos y un herido del grupo Cambodia Self Help Demining. Seg?n APOPO, Magawa detect? m?s de 100 minas terrestres y otros explosivos durante sus cinco a?os de carrera antes de retirarse el a?o pasado. “Su contribuci?n permite a las comunidades de Camboya vivir, trabajar y jugar sin miedo a perder la vida o una extremidad”, dijo el grupo.

Te invitamos a leer: Seguridad presidencial incorpora perros detectores de explosivos

En 2020, la rata tambi?n gan? una medalla de oro del Dispensario Popular para Animales Enfermos, con sede en Gran Breta?a, considerado el mayor premio a la gallard?a que puede recibir un animal. Se cree que las ratas gigantes africanas son especialmente adecuadas para la retirada de minas terrestres porque su peque?o tama?o les permite caminar por los campos de minas sin activar los explosivos.