Los 3 graves errores que revela el informe del Ejército israelí sobre el ataque en el que murieron 7 cooperantes

Globales

El convoy de la ONG World Central Kitchen fue destruido durante el ataque con misiles.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) divulgaron los resultados de su investigación inicial sobre el asesinato de 7 trabajadores humanitarios en Gaza.

El general de división retirado Yoav Har-Even describió cómo los operadores de drones de las FDI confundieron a un trabajador humanitario, que llevaba una bolsa, con un pistolero y luego apuntaron a uno de los vehículos de la ONG World Central Kitchen con un misil.

Las FDI dijeron que dos personas escaparon de ese vehículo y subieron a un segundo automóvil, que también fue alcanzado por otro misil lanzado por un dron.

Los militares confirmaron que hubo sobrevivientes de la segunda explosión, quienes lograron entrar en un tercer vehículo que también fue alcanzado por un misil.

Finalmente, todos los trabajadores humanitarios resultaron muertos.

Violación de procedimientos

Las FDI presentaron los resultados de esta investigación ante un grupo de periodistas internacionales el jueves por la noche, en el edificio del Ministerio de Defensa en Tel Aviv.

También concluyeron que la unidad del Ejército involucrada creyó que los automóviles que estaban rastreando desde el cielo habían sido tomados por pistoleros de Hamás.

Indicaron, además, que la unidad no estaba al tanto de la coordinación establecida entre el Ejército y World Central Kitchen para esa noche.

La pesquisa reveló que los militares tampoco sabían que los autos pertenecían a la organización benéfica y advirtió que los tres ataques aéreos violaban los procedimientos del Ejército.

Las FDI confirmaron que tres vehículos de la organización fueron atropellados durante el ataque.

Las pruebas de la investigación fueron entregadas al Fiscal General Militar, que es la máxima autoridad legal del Ejército israelí, para determinar si hubo una conducta criminal.

Además, el Ejército despidió al mayor encargado del apoyo de fuego y a un coronel que es el jefe de Estado mayor de la brigada. El comandante de división, el comandante de brigada y el general a cargo del Comando Sur de las FDI fueron amonestados formalmente.

GETTY IMAGES

Tres vehículos de la organización benéfica fueron atropellados durante el ataque.

El inicio del operativo

Los voceros de las FDI intentaron explicar el contexto que condujo a los fatales acontecimientos de esa noche.

Los trabajadores humanitarios habían estado supervisando la distribución de la ayuda alimentaria que llegó en un barco desde Chipre y descargó en un embarcadero que se construyó recientemente en el norte de la franja de Gaza.

En coordinación con las FDI, el equipo de World Central Kitchen estaba transfiriendo estos suministros a un almacén unos kilómetros más al sur.

Durante este proceso, las FDI aseguran que sus operadores de drones vieron a un hombre armado sobre el techo de un gran camión de ayuda, escoltado por el equipo de la organización humanitaria.

Quienes asistimos a la rueda de prensa vimos un video un tanto borroso, que no se ha hecho público, en el que se avista una figura con un arma sobre el camión. En un momento dado se ve claramente que se dispara el arma, en las imágenes en blanco y negro y cámara lenta.

En esta etapa, los militares se pusieron en contacto con World Central Kitchen, pero no pudieron comunicarse con el equipo en terreno, dado que la conexión telefónica es irregular y las agencias de ayuda dicen que las FDI les prohíben usar radios.

Las imágenes del dron también parecen confirmar que, por la noche, los logotipos de la organización benéfica sobre los techos de los vehículos de World Central Kitchen no eran visibles para el operador del dron.

GETTY IMAGES

El fundador de World Central Kitchen, el chef José Andrés, acusó a las fuerzas israelíes de atacar a sus trabajadores «sistemáticamente, coche por coche».

Error de clasificación

Seguidamente, los militares israelíes rastrearon el convoy, incluido el camión de ayuda, hasta un almacén.

Luego el convoy se dividió: el camión de ayuda se quedó en el almacén y salieron cuatro vehículos tipo SUV. Uno de ellos se dirigió hacia el norte y luego se ve que a bordo van hombres armados, con armas claramente visibles en las imágenes del dron, junto a otro almacén de ayuda. Las FDI aseguraron que estos hombres armados no fueron atacados debido a su proximidad a un centro de ayuda.

Mientras tanto, los tres vehículos restantes del World Central Kitchen se dirigieron hacia el sur.

Según el Ejército, el equipo de drones, que ya para ese momento trabajaba bajo el supuesto de que estaban tratando con militantes de Hamás y no con un convoy de ayuda, identificó erróneamente a uno de los trabajadores humanitarios como un pistolero y afirmó haberlo visto entrar en uno de los tres autos de la organización benéfica.

No se proporcionaron imágenes de ese momento, pero la investigación militar concluyó que se trataba de un «error de clasificación… vieron que era un rifle pero al final era una bolsa».

Bajo la creencia errónea de que en uno de los vehículos había un hombre armado, la unidad solicitó autorización para disparar un misil, que fue concedida por oficiales superiores. A las 23:09, el misil impactó el primer vehículo, dos minutos más tarde el segundo y a las 23:13 se lanza el tercer ataque definitivo y mortal.

3 grandes errores

Finalmente, los militares concluyeron que en el procedimiento ocurrieron tres errores importantes:

El plan de coordinación entre la World Central Kitchen y las FDI no se distribuyó hasta el nivel operativo.
La sospecha de que un hombre armado había entrado en uno de los vehículos no era suficiente para justificar que fuera identificado como un objetivo.
Seguir disparando después de que el primer misil impactó en el primer automóvil.

Previamente, el fundador de World Central Kitchen, el chef José Andrés, acusó a las fuerzas israelíes en Gaza de atacar a sus trabajadores humanitarios «sistemáticamente, coche por coche».