Lewis Hamilton y Serena Williams parte de otro consorcio por Chelsea

The content originally appeared on: El Dia

LONDRES — La contienda abarrotada para adquirir al club Chelsea ahora incluye a la 23 veces ganadora de Grand Slam, Serena Williams, y al pentacampeon de Formula Uno, Lewis Hamilton.

Aficionado del Arsenal desde hace mucho tiempo, Hamilton aprovecho la oportunidad para invertir en su rival londinense al tiempo que tres postores intentan comprar el equipo de Liga Premier al propietario ruso sancionado Roman Abramovich.

Williams y Hamilton son parte de un consorcio que incluye una inversion propuesta por Josh Harris y David Blitzer, los duenos de los 76ers de Filadelfia de la NBA, que tendrian que vender sus participaciones en el club Crystal Palace de la Premier para poder comprar al Chelsea.

Serena Williams en accion en un pasado evento. ap

Los actuales campeones europeos y del Mundial de Clubes podrian ser vendidos en 3.000 millones de libras (4.000 millones de dolares), una cifra record en el deporte mundial, dado el interes en el club del oeste de Londres.

Representantes de Hamilton dijeron que planea invertir mas de 10 millones de libras (13 millones de dolares) en la oferta encabezada por el expresidente de Liverpool y British Airways, Martin Broughton, y el presidente de World Athletics, Sebastian Coe.

En otra oferta, el copropietario de los Boston Celtics, Steve Pagliuca, se asocio con Larry Tanenbaum, quien tiene participaciones con los Raptors de Toronto de la NBA, los Maple Leafs de la NHL y el equipo de la MLS de la ciudad.

Peter Guber, copropietario de Dodgers de Los Angeles, tambien respalda a ese grupo. Otro copropietario de los Dodgers, Todd Boehly, lidera otro consorcio que espera ser anunciado como el postor preferido.

Un banco de inversiones en capital privado con sede en Nueva York, Raine Group, ha estado supervisando el proceso de venta que Abramovich anuncio el mes pasado tras la invasion rusa de Ucrania.

El oligarca ha sido sancionado por Gran Bretana y la Union Europea por sus vinculos con el presidente ruso Vladimir Putin con activos congelados, incluyendo el Chelsea.

La Liga Premier inhabilito a Abramovich para dirigir al Chelsea y el dueno no puede beneficiarse de las ganancias de la venta, que el gobierno britanico debe aprobar bajo los terminos de una licencia que permita que el equipo continue operando.