Las Muertes del Sistema

The content originally appeared on: El Dia

Por: Danilo Minaya

Recientemente hemos visto como han venido produciendose en el pais una serie de acontecimientos cuyo desenlace final es el fallecimiento de personas, estos hechos siguen revelando el deterioro progresivo de nuestra sociedad en sentido general.

Las violaciones constantes a los Derechos Humanos y a la Constitucion de la Republica se ha convertido en una practica cotidiana, basta salir a las calles y podemos ver como hay una recurrente violacion de derechos, el irrespeto a la institucionalidad, el salvese quien pueda, el caos y el desorden imperan por doquier, los valores culturales y morales se estan perdiendo.

Estos son los frutos que hemos cosechado como sociedad sumida en una crisis si bien sistemica, es agravada con las pesimas politicas publicas derivadas de modelos economicos antinacionales.

La trampa de las AFP y las ARS, las muertes por falta de un deposito garantista, el derecho a la vivienda, salud, educacion, son algunos de los males que aquejan a la poblacion victima del clientelismo, la pobreza y de quienes viven de la miseria humana y el dolor ajeno.

Desde el Estado siempre se ha especulado sobre la calidad del gasto, pero, ?que se ha hecho en ese sentido? Este es un sistema que solo genera desigualdad social y concentracion de poder; lo acontecido recientemente con el asesinato de un joven en un recinto policial, es el reflejo de un sistema colapsado que genera crisis recurrentes.

En la actualidad hay un debate sobre la reforma policial, sin que este claro el marco integral que deberia orientarla. Las medidas adoptadas a proposito de los hechos recientes, nos dan una idea del derrotero que pudiera llevar una eventual modificacion al procedimiento de las acciones policiales.

Existe un gran reto para las mayorias nacionales victimas de ese estado de cosas, construir conciencia de que este sistema requiere una profilaxis a fondo, para ello la movilizacion y presion social, la acumulacion de fuerzas y propuestas alternativas hacia un cambio de rumbo debe ser el norte.