La Formula Uno llega a EEUU con la fiesta de Miami y el lujo de Montecarlo

The content originally appeared on: El Dia

Miami.- Con la aspiracion de igualar el “glamour” y lujo de Montecarlo, Miami acoge este fin de semana el primer gran premio de Formula Uno en Florida desde 1959, cuando se disputo en Sebring quizas el final del campeonato mundial mas agonico de la historia.

Ahora, 63 anos despues, la carrera de Miami aspira a convertirse en una especie de gran premio de Montecarlo pero con el ambiente y la energia de esa ciudad, con fiestas, ambiente playero y todo con mucha musica latina y electronica.

De hecho, los disenadores de este circuito construido alrededor del estadio Hard Rock apostaron por crear una experiencia similar a la de Monaco, con un puerto deportivo de yates de lujo y una recreacion de las famosas playas del sur de Florida con casi 24.000 pies cuadrados (2.200 metros cuadrados) y piscinas al estilo de un resort turistico.

Pero para muchos se excedieron en su intento y, dado que no podian poner agua de verdad en medio del circuito, apostaron por recrear esta marina con una superficie dura y de color azul agua marina sobre la que se encuentran los yates, lo que ha suscitado numerosas bromas y criticas en las redes sociales.

Los precios de aquellos que pagaron su entrada al “Club de Yates>> tampoco son una broma y, segun indico el diario “Miami Herald”, los que quieran entrar a esta zona del circuito deberan pagar 9.500 dolares por su boleto individual, 19.000 por el doble y 38.000 el que da acceso a cuatro personas.

RUGIR DE MOTORES Y DE ALTAVOCES

Mas alla de estar muy cerca tambien de Fort Lauderdale, la llamada Capital Mundial de los Yates, el Gran Premio de Miami apuesta tambien por una agenda de entretenimiento en la que la musica reinara en este complejo en el que juegan los Miami Dolphins de futbol americano y se disputa ademas el Abierto de Tenis de Miami.

La primera de las dos paradas del circo de la Formula Uno este ano en Estados Unidos busca resaltar la preeminencia de Miami en la escena de la musica dance y latina.

Por ese motivo este fin de semana de musica en vivo comienza en el cercano hotel Hard Rock, aunque los conciertos se podran seguir desde el estadio, con la actuacion de varios DJ, y seguira con las actuaciones de Post Malone, The Chainsmokers, Tiesto y el colombiano Maluma, quien brindara una actuacion especial en el podio despues de la carrera del domingo.

Pero lo mas importante ocurrira sobre el recien creado asfalto del Autodromo Internacional de Miami, que con 5,41 kilometros de longitud cuenta con 19 curvas, tres rectas y tiene una velocidad maxima estimada de 320 kilometros por hora.

Lo estrenaran este fin de semana los mejores pilotos del mundo, que llegan al hogar de los Miami Dolphins con la intencion de mantener la emocion de la disputa entre los Ferraris de Charles Leclerc y Carlos Sainz, los Red Bull de Max Verstappen y Checo Perez y los Mercedes de Lewis Hamilton y George Russell.

Pero sera complicado igualar la emocion de lo vivido en el que fuera el primer gran premio de Formula Uno en Estados Unidos.

Se celebro el 12 de diciembre de 1959 en el ya clasico circuito floridano de Sebring, donde el australiano Jack Brabham gano de una forma dramatica el primero de sus tres campeonatos mundiales.

Cuentan las cronicas deportivas de la epoca que Brabham aposto por no llenar el deposito de su Cooper-Climax para ganar algo de velocidad, pero cuando iba primero ya en la ultima vuelta su bolido se quedo sin combustible.

Necesitaba puntuar como fuera, asi que se bajo del auto, empujo su monoplaza colina arriba hasta cruzar la linea de meta en cuarta posicion, lo suficiente para llevarse el mundial.

En esa carrera fue primero el neozelandes Bruce McLaren, quien hizo historia en este deporte empezando en Sebring, donde se convirtio, con 22 anos, en el piloto mas joven en ganar una carrera del Campeonato del Mundo de Formula Uno, record que se mantuvo durante 43 anos hasta que el espanol Fernando Alonso lo supero en 2003.

Y ahora, 63 anos despues, el nuevo gran premio floridano esta listo para hacer historia.