Nacionales

Jean Alain Rodríguez y abogado.

Santo Domingo.- El ex procurador general de la República y principal implicado en caso de corrupción desmantelado mediante la operación Medusa, Jean Alain Rodríguez, negó este viernes que haya dado instrucciones al exdirector administrativo y financiero de la Procuraduría General de la República, Jonnathan Rodríguez Imbert, para realizar maniobras corruptas en los procesos de compras, como este último afirmó.

Exadministrador de Procuraduría admite la culpa

«Usted tiene por ejemplo la Dirección General de Prisiones como también tiene la Dirección General Administrativa y Financiera, en ninguno de esos casos el procurador general de la República ni la actual ni el pasado ni el ante pasado, es el superior jerárquico directo a esas personas, la ley no lo contempla. Dentro de las funciones del procurador hay  solamente una de cerca de treinta, que refiere a que supervisa las políticas públicas que emanan del Consejo respecto a esas direcciones», sostuvo Jean Alain.

«En el caso particular del director general administrativo y financiero, ni tan siquiera tiene –el procurador- la facultad de quitarlo del puesto, es el Consejo, la ley incluso establece los tres casos y no son ninguno de esos directores generales, en el caso particular no daba a ninguno de esos directores instrucciones que no fueran aquellas de las políticas públicas del consejo, previamente aprobadas», aseguró Rodríguez.

«Y quiero que consté en acta que en ningún momento instruí ni para temas irregulares ni para temas que han sido tratados acá utilizando mi nombre», destacó.

Antecedentes 

En la audiencia pasada el exadministrador de la Procuraduría General de la República y acusado en el caso Medusa, Jonathan Joel Rodríguez Imbert, admitió ante el juez del Tercer Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional los hechos que le imputa el Ministerio Público.

Rodríguez Imbert afirmó ante el magistrado Amauris Martínez, que todo lo que hizo fue por instrucciones del ex procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, y Rafael Canó Sacco, exjefe de Gabinete de la Procuraduría, quien está fuera del país y no está implicado en el caso.

Declaró que aunque se le había entregado un poder para firmar contratos, asignaciones y otros procesos a nombre de Jean Alain Rodríguez, todo lo que hacía era bajo instrucciones de Canó y del ex procurador, debido a que no tenía poder para tomar decisiones.

Rodríguez Imbert se comprometió ante el magistrado Martínez a realizar una ampliación de sus afirmaciones cuando se esté conociendo el fondo del caso Medusa.