“El Gabinete de los Apostoles” (29 abril-5 octubre 1876)

The content originally appeared on: El Dia

Cuando el expresidente de la Republica, Leonel Fernandez Reyna, abandono el poder, al cumplir su primer mandato constitucional, desde el ano 1996 hasta el 2000, logre que me concediera una entrevista exclusiva en su oficina particular, repleta de anaqueles de libros y de muchos conocimientos.

En aquel entonces, yo trabajaba en un medio de comunicacion escrito, de circulacion nacional, y la entrevista fue divulgada, ademas, por otras plataformas importantes, asi como por organizaciones de la sociedad civil que, como Participacion Ciudadana, desde tiempos atras trabajan y demandan transparencia y politicas claras en el manejo de los fondos publicos.

No era aquel el mejor momento para la imagen de Fernandez. No porque le atribuyeran a el malos manejos, sino esencialmente, porque su circulo de funcionarios no logro granjearse los mayores afectos de una sociedad que, como siempre, y ojala siga asi, reclama un futuro mejor.

Ya, en esa oportunidad, tenia como desafio mantener la unidad del Partido de la Liberacion Dominicana (PLD) y retornarlo al poder perdido. Obviamente, lo asumio y tuvo buenos resultados, porque al cabo de cuatro anos volvieron al poder, en el 2004 y lo retuvieron hasta el 2020.

El 1996 abrio nuevos espacios y visiones en la politica dominicana, nadie puede dudarlo. Los dominicanos tenemos que hablar de ese antes y de este despues, porque desde entonces, se hicieron populares terminos que en el pais eran utilizados solo por una elite academica, politica, empresarial, economica y eclesiastica.

Sociedad civil, consenso, ciudadania, alternabilidad, poder ciudadano, participacion, institucionalidad, proteccion social, derechos colectivos, derechos de tercera generacion, acuerdos, negociacion y, otra que sigue teniendo tanta vigencia como antes, y que surgio de la creatividad popular: “bajadero”, son solo algunos.

Entre otras muchas cosas, pregunte al exmandatario, quien ademas ostentaba la presidencia del PLD, si la creacion de organos publicos para la lucha contra la corrupcion administrativa, que impulso en su gestion (1996-2000) no lo habia puesto en el lugar de “crear filo para su propia garganta”.

Impavido y sereno, como luce casi siempre en su vida publica, el ahora fundador y lider de la Fuerza del Pueblo (FP) respondio con un rotundo “!NO!”.

Le mencione la creacion del Departamento de Prevencion de la Corrupcion (DPC) el 24 de julio, mediante el decreto 322-17 y que hoy, anos despues, todos conocemos como PEPCA, Procuraduria Especializada de Persecucion Contra la Corrupcion Administrativa.

Si hacemos un repaso por nuestra historia politica, nos damos cuenta de que muchas cosas han cambiado; unas para bien, otras, no tanto.

Algunas mas se mantienen incolumes, como si se desconociera el paso del tiempo, como si a nadie le importara o como si la jerga urbana del “na’en na” y el “to’e to”, tuviera mucho mas valor que cualquier otra cosa.

Gracias que la historia nos permite, tambien, hablar de personalidades tan ilustres y respetables como el decimo noveno presidente de la Republica Dominicana, Ulises Francisco Espaillat Quinonez, cuyo gabinete fue conocido como el <>.

Historiadores lo definen como el mas excelso, completo y luminoso que ha estructurado un gobernante en la historia de la Republica Dominicana.

Su ejercicio en el poder, que apenas duro cinco meses y cinco dias, desde el 29 de abril hasta el 5 de octubre de 1876, dejo una estela de orgullo y de moralidad.

Por eso, cada 29 de abril, en la Republica Dominicana, es el Dia Nacional de la Etica Ciudadana, instituido por el decreto 252-05, emitido por el Poder Ejecutivo. (Notese que no solo se trata de la etica publica, es la de todos).