Globales

El presidente Joe Biden camina para abordar el Marine One en el jardín sur de la Casa Blanca, el jueves 8 de febrero de 2024, en Washington.

Washington.- El fiscal especial Robert Hur concluyó que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, retuvo intencionadamente documentos clasificados de su época como vicepresidente, pero decidió no presentar cargos contra el mandatario.

“Nuestra investigación encontró pruebas de que el presidente Biden retuvo y divulgó intencionadamente materiales clasificados después de su vicepresidencia cuando era un ciudadano privado”, expresó Hur en un informe publicado este jueves. Sin embargo, el fiscal concluyó que no hay justificación suficiente para presentar cargos contra el presidente.

Procesar a Biden, señaló Hur, sería “injustificado según nuestra consideración de los factores agravantes y atenuantes” y explicó que las pruebas “no establecen la culpabilidad” del presidente “más allá de toda duda razonable”.

El equipo de Hur dijo que procesar a Biden sería “injustificado según nuestra consideración de los factores agravantes y atenuantes” establecidos en las políticas de enjuiciamiento del Departamento de Justicia.

Biden ha sido objeto de investigación desde que hace un año se encontraron en su domicilio de Delaware y en una oficina privada documentos clasificados de la época en la que fue vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

En el documento, el fiscal explica que Biden mostró una “memoria significativamente limitada” durante los interrogatorios que se le hicieron en 2023. Incluso relata que el presidente no recordaba las fechas en las que ocupó la vicepresidencia y tuvo dificultades para recordar la fecha de la muerte de su hijo Beau en 2015.

En respuesta a la publicación del informe, Biden hizo público un comunicado en el que se mostró satisfecho por no haber sido imputado, pero no hizo mención alguna a las alusiones que del fiscal sobre su memoria.

“Me alegra ver que han llegado a la conclusión que siempre creí que llegarían- que no se presentarían cargos en este caso y que el asunto ya está cerrado”, afirmó el presidente en el comunicado. Biden, además, defendió que “colaboró completamente (con los fiscales), no puso obstáculos y no buscó demoras” en la investigación.

Los documentos fueron encontrados por los abogados de Biden en noviembre y diciembre de 2022, y entregados inmediatamente a los Archivos Nacionales, el organismo que tiene que resguardarlos, tras lo cual el Departamento de Justicia abrió una investigación.

El expresidente Donald Trump (2017-2021), precandidato republicano a las elecciones del próximo noviembre, también fue investigado por retener documentos oficiales en su mansión de Florida y fue imputado de 40 cargos ya que durante meses se negó a entregarlos.

Según la información que se ha hecho pública, ambas investigaciones son muy diferentes- el número de documentos en cuestión en la investigación de Biden ronda los 20, mientras que Trump supuestamente retuvo ilegalmente 300 documentos, que tuvieron que ser recuperados por una redada del FBI.