El cubano sobreviviente de cancer que llego a Estados Unidos en una tabla de windsurf

Salud

El cubano, kite surf, otra de las pasiones de Elian Lopez.

El estrecho de la Florida es conocido como <> porque en sus aguas han muerto ahogadas decenas de miles de personas.

Cruzar las mas de 90 millas (144 km) que separan Cuba y EE.UU. ya es un reto dificil y peligroso en una lancha o una embarcacion pequena.

El cubano Elian Lopez Cabrera lo ha logrado en una tabla de windsurf.

No es el primero en lograrlo (anos atras se documentaron al menos 7 casos) pero su hazana es insolita: lo hizo con una protesis conectada al vientre para almacenar sus deposiciones, secuela de un cancer de colon.

Este buzo y ex windsurfista profesional se lanzo al mar el pasado 23 de marzo.

Calculo que tardaria 8 horas, pero las cosas se complicaron y su travesia se convirtio en una pesadilla de mas de 37 horas que casi le cuesta la vida.

Esta es su historia.

Me llamo Elian Lopez, tengo 48 anos y soy de Varadero, Cuba. Hasta hace un mes vivia alli y era instructor de buceo recreativo para el turismo.

Desde pequeno he practicado actividades nauticas de todo tipo: caza submarina, buceo, windsurf, vela y kite surf.

El kite surf, otra de las pasiones de Elian Lopez

En 2008 me diagnosticaron un tumor en el recto bajo. Como atleta de alto rendimiento, fue una noticia bastante fuerte.

Pase por quimioterapia, radioterapia y tres operaciones grandes a abdomen abierto hasta que en 2009 termino con una colostomia permanente.

Cuando el cirujano me dice que hay que hacer una colostomia, mi mayor preocupacion es si me puedo poner el arnes para practicar deportes acuaticos.

Te invitamos a leer: Colitis ulcerosa: <>

El dice, no pasa nada, te lo pones ahi, eso es hacia adentro.

Parches medicos cosidos a mano

No paso ni un ano y retome el kite surf, que es un poco menos exigente fisicamente.

Un buen amigo me oriento para hacerme una irrigacion: en lugar de la bolsa grande te colocas unos parches mas pequenos y comodos, que te dan mas libertad para ponerte el neopreno o el arnes al practicar windsurfing y kite surf, e incluso buceo y caza submarina.

Ninguno de estos insumos para el cuidado y el mantenimiento de la colostomia los hay en Cuba, ni siquiera las bolsas tradicionales.

Mi madre es quien me confeccionaba estos parches con una bolsa que debe tener unas caracteristicas determinadas. Los hacia con su maquina de coser.

Hay muchas cosas que dificultan bastante la vida con esta condicion. Otros padecimientos tienen soluciones alternativas, la colostomia no. Conozco personas en Cuba que utilizan una bolsita de plastico con una cinta adhesiva y es terrible por el mal olor y la irritacion.

Esta fue una de las mayores causas que me llevan a tomar la decision de tratar de llegar aca a Estados Unidos.

Pero, ademas de las carencias materiales del tema de la colostomia, lo hice por el futuro y el desarrollo profesional e intelectual de mi hija.

Elian y su hija Nicole, a quien contagio la aficion por los deportes nauticos

<>

Hubo un momento en que dije: me voy a montar en la tabla y me voy a ir.

Lo planifique durante un mes y algo o dos meses maximo. Algunos me dicen, <>, y probablemente hubiera sido asi.

Primero vas viendo la idea, ?se puede?, bueno, si, yo creo que se puede, y empiezas a hacer estudios un poco mas concretos, de la velocidad del viento, el rumbo y la fecha.

Lo primero fue elegir el material. Escogi la tabla donde aprendieron a navegar mi hija, mi esposa y algunos amigos, porque es una tabla que flota, bastante ancha y estable. Aunque me penalizaba en velocidad, si habia un improviso, como de hecho sucedio, podia descansar un poco sobre ella, casi acostarme.

Tenia otras tablas mucho mas rapidas, livianas y pequenas, pero esta funcionaba como mi salvavidas. De hecho, gracias a esta tabla podemos estar conversando hoy.

La tabla que salvo la vida a Elian Lopez ahora descansa en el altillo de un taller en Hialeah (Miami)

Son casi 100 millas y mi material ya no era tan nuevo, estaba casi como yo, llegando ya al final de su vida util (risas), asi que inclui repuestos de lo que pudiera fallar: un mastil, una quilla… todo lo que no constituyera un lastre exageradamente grande o imposible de transportar.

Cuando llego a la playa ese dia veo que el viento no era como habia dicho el pronostico. El dia anterior habia hecho un viento fuertisimo, buenisimo, pero yo lo deje ir y dije, no, mi dia es manana.

No habia salido todavia el sol y veo que el viento esta flojo. Y me preguntan, ?vas a salir asi? Esto no es lo que esperabamos. Y dije, si, yo voy a salir asi.

Y quiza si no hubiera salido ese dia no habria salido nunca. Porque si te pones a considerar los riesgos hay muchisimas cosas que pueden salir mal, estas solo, no tienes comunicacion, no tienes a nadie que te rescate…

Sin agua para beber y a merced de las olas

La ultima foto de Elian Lopez en Cuba. Fue tomada momentos antes de iniciar su travesia.

La primera etapa era salir de las aguas territoriales de Cuba sin que me persiguieran los <<guardafronteras<<. Esa fase fue bastante estresante, ya que por la escasa fuerza del viento se demoro bastante. Ademas me tope con un par de barcos grandes y tienes que esconderte, no vas a la velocidad que tu desearias.

Ya cuando me alejo viene la otra parte.

Las condiciones del mar en el estrecho entre la costa norte de Cuba y el sur de la Florida son bien complicadas. Las olas grandes no me preocupan, en definitiva son lo que buscamos en este deporte. El problema es el desorden que hay ahi en el mar, que tu dices… !pero que esta pasando! Parece un rio en algunos lugares porque la corriente viene de una direccion y a 500 metros viene de la otra.

Y entonces el viento va disminuyendo aun mas. A veces es normal que sobre mediodia suceda esto, pero iban pasando las horas y no acababa de aumentar. Cada vez se hacia mas presente la realidad de que no iba a llegar en un dia.

BBC Mundo entrevisto a Elian Lopez en casa de un amigo suyo en Miami, donde se aloja de forma provisional

Afortunadamente, sobre las 3 PM comienza a crecer bastante el viento y es como una inyeccion de esperanza. Con mucha adrenalina logro cubrir una gran distancia en un tiempo prudente. Eso me acerca bastante a las costas de aca.

Me doy cuenta de que es inevitable que me agarre la noche, pero estaba a una distancia que con esa velocidad de viento eran un par de horas para vencer al dia siguiente.

En la noche no puedo navegar porque el estado del mar empeora y, como hay muy poca visibilidad, podria tropezar y caerme; y si me doy un golpe fuerte estoy frito; me puedo lesionar y estoy por mi cuenta, no hay quien me ayude.

Acostado sobre la tabla descansas un poco, es cierto, pero dormir es imposible, ni siquiera relajarte, porque estas a merced del viento, el oleaje, e incluso tenia que estar jalando con una mano la cuerda.

En medio de la noche una ola me tira al agua, pierdo mis espejuelos (gafas) de vision y eso tambien me dificulta la lectura del GPS. Muchas pequenas cosas que fueron sucediendo me fueron llevando a un estado complicado, a algo serio que casi termina mal.

Por la noche perdi parte de mi reserva de agua y al amanecer, cuando saco el ultimo pomo (botella) que me quedaba y voy a darme un buche (trago), se habia contaminado con agua de mar.

Salvado por una tarjeta sim

Al amanecer el viento habia aflojado muchisimo y cambio un poco de direccion. La corriente que viene del golfo me habia alejado un poco hacia el norte de mi rumbo planificado, pero a la vez me habia acercado un poco mas a la costa. Sin embargo, como habia cambiado el viento ya no podia mantener el rumbo hasta el punto mas cercano a la costa; entonces tenia que ir tirando como una tangente hacia otro punto mas distante y un poco mas dificil de alcanzar.

Antes de sufrir un cancer en 2008, Elian Lopez gano varios campeonatos de windsurf en Cuba

Afortunadamente, tras un tiempo navegando el segundo dia, el telefono que traia con una tarjeta sim de una linea de Estados Unidos comienza a recibir notificaciones. Me doy cuenta de que tengo cobertura de red y comienzo a escribir a algunos amigos de aca y alla sobre mi situacion.

Me plantean avisar a la guardia costera para que para que me rescate y digo que no. Existe la posibilidad de que me devuelvan a Cuba y todo vuelva a cero, o incluso peor, porque esto implicaba probablemente perder mi trabajo y estar clasificado por las autoridades.

Dije, voy a seguir intentandolo, yo creo que puedo.

Hubo momentos en los que creia que iba a morir, porque miraba a mi alrededor y no habia nada, e incluso teniendo comunicacion veia que la ayuda no llegaba y me preocupaba mucho mi condicion fisica.

Algo tan sencillo como ponerme de pie en la tabla y tirar de la escota para sacar la vela del agua me costaba muchisimo. A pesar de eso lograba hacerlo, sacaba la vela y navegaba unos metros hasta que perdia el equilibrio y me caia al agua.

Con un gran desgaste fisico, sin agua ni comida, con un progreso muy lento a costa de un esfuerzo grande, me voy dando cuenta de que no va a ser posible. Pido que llamen a la guardia costera.

<>

Cuando llega la lancha una persona se identifica en espanol: somos de la guardia costera de EE.UU., venimos a brindarle ayuda, usted necesita atencion medica.

La Guardia Costera de EE.UU. lo rescato in extremis, cuando ya se estaba poniendo el sol (foto de archivo)

Al ver que me trasladan a tierra, que me van a llevar un hospital, empiezo a darme cuenta de que quizas tenga la posibilidad de que me dejen quedarme en EE.UU.

En la ambulancia, la enfermera me dice, ?pero que es eso que tienes ahi?

Le digo, yo tengo una colostomia. Y dice, si, se que eso es una colostomia, pero eso que tu tienes puesto ?que es?. Digo, es un parche. Y dice, pero yo nunca he visto eso, ?de donde lo sacaste?.

Eso me lo hace mi mama, respondo. Y dice, pero, ?y tu mama es enfermera? Y bueno, digo, mi mama es una mama, una mama de Cuba, que tiene que estar creando, que tiene que estar innovando y buscando soluciones para su hijo, ?como no lo va a ser?

Al concluir los estudios y ver que estaba respondiendo bien al tratamiento, me trasladan del hospital al centro de detencion de la patrulla fronteriza. Ahi el proceso normal: huellas, ADN, fotografia, una breve entrevista, y despues me liberan sin darme mayores explicaciones.

Un futuro para mi hija

Ahora lo primero es regularizar mi situacion legal y comenzar toda la tramitacion para poder trabajar en algo relacionado con la nautica, quizas buceo, en una embarcacion, en una escuela de windsurf o de kite surf, dando lecciones o rentando equipamiento.

Traer a EE.UU. a su esposa, Misleisy, y su hija, Nicole, es ahora su principal prioridad

Traer a mi esposa y mi hija es mi prioridad numero uno: mi esposa es mi mano derecha, la izquierda y los dos pies, es mi enfermera, es mi dietista; ella es mi companera en la vida durante mi enfermedad, en los anos posteriores y en esta ultima locura.

Lo que mas deseo lograr es que este conmigo y que este con nosotros aca tambien nuestra hija, que en definitiva fue el mayor incentivo para hacer esto.

Mi sueno es que mi hija tenga la oportunidad de tener un futuro diferente en un pais donde las cosas son muy diferentes al pais donde esta viviendo, y que este en un lugar donde pueda desarrollarse como persona, como profesional, llevar una vida diferente a la que llevabamos en Cuba.