Será la cuarta vez que Luis Abinader rinde cuentas ante el Congreso.

SANTO DOMINGO.- Cada 27 de Febrero, coincidiendo con el aniversario de la Independencia dominicana, el Presidente de la República tiene el mandato constitucional de acudir ante el Congreso Nacional para presentar las memorias del desempeño del Poder Ejecutivo correspondiente al año fiscal que ha terminado el 31 de diciembre anterior.

El presidente Luis Abinader presenta su última rendición de cuentas en lo que corresponde a su primer mandato ya que el mismo concluye el 16 de agosto próximo por lo que la rendición de cuentas del 27 de febrero próximo corresponderá al periodo constitucional 2024-2028 por lo que le corresponderá presentarla al que resulte electo en las próximas elecciones presidenciales.

El 27 de Febrero el Presidente de la República es recibido en una sección conjunta del Senado de la República y la Cámara de Diputados, la cual es presidida por el presidente del Senado.

El mandato de la rendición de cuentas se consigna en el artículo 114 de la Constitución de la República que establece que “es responsabilidad del Presidente de la República rendir cuentas anualmente, ante el Congreso Nacional, de la administración presupuestaria, financiera y de gestión ocurriendo en el año anterior…”

El discurso que pronuncia el mandatario también forma parte de un mandato constitucional de ese mismo artículo en el que indica que las memorias deben estar “acompañada de un mensaje explicativo de las proyecciones macroeconómicas y fiscales, los resultados económicos, financieros y sociales esperados y las principales prioridades que el Gobierno se propone ejecutar dentro de la Ley de Presupuesto General del Estado aprobado para el año en curso”.

Como se puede ver, el mandato constitucional se puede resumir en que se debe mostrar lo ejecutado en el año anterior y hacer la proyección de lo esperado en el año en curso.

De ahí que los mandatarios se enmarcan en la disposición constitucional cuando en sus discursos hacen amplias descripciones de sus ejecutorias y también cuando presentan promesas o planes de futuro que empiecen a materializarse en el año que corre.

En el discurso el Presidente puede hacer una sipnosis de lo que entiende son logros de cada área de la administración pública, haciendo más énfasis en los aspectos que considere de mayor relevancia.

Por lo regular un discurso de rendición de cuentas está estructurado con un mensaje introductoria de líneas generales del gobierno, luego referencias a las áreas de acción de cada ministerio, seguida de las proyecciones de ejecutorias para lo que corresponde al año en cuestión para entonces terminar con exhortaciones, arengas o motivaciones dirigidas a la población.