David Ortiz visita el Salon de la Fama previo a exaltacion

The content originally appeared on: El Dia

COOPERSTOWN, Nueva York. — “iPapi! iPapi!” Con los canticos resonando en la Galeria de Placas al entrar, David Ortiz se sintio como en casa dentro del Salon de la Fama. Los suenos de su juventud creciendo en la Republica Dominicana cerraron un ciclo el lunes, al final de la gira para preparar su exaltacion este verano. Y Big Papi estaba claramente emocionado. “La fiesta apenas empieza”, senalo Ortiz.

Escuchar a un grupo de jugadores de beisbol de secundaria gritando su apodo tambien ayudo. Una gran sonrisa se dibujo en su rostro mientras se sentaba un poco asombrado por su entorno, con tallas de madera de Babe Ruth y Ted Williams a su derecha.

“Ha sido un largo camino, sabes lo que quiero decir. Estar en esta sala, es mi primera vez. Se me pone la piel de gallina porque, como nino, es como estos tipos en esta sala, los miras y te quedas como iguau! Es algo imposible (de imaginar) teniendo en cuenta de donde vengo”, dijo. “Los mejores jugadores de la historia del deporte.

Es un gran cumplido. Todavia no me lo puedo creer. Todavia no puedo creerlo”, comento. “Se que en el campo hago lo que sea necesario para ganar campeonatos y representar a Boston. Ha funcionado”.

El veterano bateador de los Medias Rojas fue elegido al Salon de la Fama — en su primer intento en enero — por la Asociacion de Escritores de Beisbol de Estados Unidos.

Ortiz, 10 veces seleccionado al Juego de Estrellas de las Grandes Ligas durante 20 temporadas, la mayoria con Boston, fue elegido en el 77,9% de las papeletas, justo por encima del umbral del 75% necesario para su induccion.

Es el 58vo jugador elegido en su primer ano en la votacion. Ortiz, de 46 anos, es el cuarto miembro del Salon de la Fama nacido en la Republica Dominicana. Se une a Juan Marichal, Pedro Martinez y Vladimir Guerrero.

Ortiz sera consagrado el 24 de julio junto a Buck O’Neil, Minnie Minoso, Gil Hodges, Tony Oliva, Jim Kaat y Bud Fowler, quienes fueron seleccionados por el comite de veteranos. Ortiz dijo que empezo a pensar en el Salon de la Fama cuando alcanzo los 400 jonrones en julio de 2012. “Una vez que llegue a mis 400, alguien tuvo una conversacion conmigo sobre eso y yo estaba como, `Hmm.

Dejenme tratar de cuidarme mejor, a ver si puedo llegar alli”‘, comento. “Fue entonces cuando empece a prestar atencion”. Ortiz, que tuvo un promedio de bateo de .286 y conecto 541 jonrones con 1.768 carreras impulsadas jugando para Boston y Minnesota, hizo el 88% de sus apariciones en el plato como bateador designado.

Es la mayor cantidad de cualquier beisbolista en el Salon de la Fama, superando a Edgar Martinez, de Seattle, que fue bateador designado en el 71,7% de sus apariciones en el plato. Ortiz fue uno de los mejores bateadores del juego, y ayudo a los Medias Rojas a ganar tres Series Mundiales en sus 14 temporadas con ellos.

Ademas, su enorme sonrisa le hizo ganarse el carino de los aficionados de todo el mundo, convirtiendolo en uno de los jugadores mas populares del deporte.