Nacionales

Santo Domingo.-Durante los últimos nueve años Santiago ha sido escenario de varios crímenes horrendos, registrándose el asesinato de cinco abogados, convirtiendo a la Ciudad Corazón en una plaza peligrosa para aquellos que ejercen la profesión del derecho.

El hecho más reciente tuvo lugar el pasado martes, cuando el abogado Santiago Reyes fue ultimado a tiros por desconocidos en la comunidad La Ciénaga, en Santiago. A Reyes le hicieron varios disparos cuando se encontraba en el interior de su vehículo.

Este, sin embargo, no había sido el primer atentado que sufría el abogado, ya que en abril de 2021 fue atacado a tiros por desconocidos cuando se desplazaba en su vehículo. En la ocasión salió ileso.

Otros casosEn febrero del año pasado fue hallado muerto con signos de violencia el abogado Freddy Zarzuela en la comunidad La Delgada, municipio Villa González, al norte de Santiago.

De acuerdo a informaciones preliminares, al momento de ser levantado el cadáver de Zarzuela, que estaba envuelto en una sábana, presentaba un impacto de bala, así como quemaduras parciales en partes de su cuerpo.

Por el caso las autoridades apresaron a Óliver Calderón Soriano, Luis Gabriel Taveras Marte y Jermisón Durán Cruz, a quienes le fue impuesta medida de coerción.

En junio de 2022, otro abogado, Basilio Guzmán fue asesinado a tiros por desconocidos frente a su residencia en el sector Cerros de Gurabo, en Santiago, cuando se disponía a recoger el periódico.

Al momento de ser asesinado, el jurista llevaba un proceso controversial sobre la disputa de unos terrenos valorados en cientos de millones de pesos en el distrito municipal de Jacagua, de la provincia Santiago.

Amigos y colegas de Basilio acudieron al lugar cuando se enteraron de la funesta noticia.

Testigos narraron que llegaron dos hombres en una motocicleta y le hicieron varios disparos al profesional del derecho mientras recogía el periódico.

Basilio Guzmán

El 21 de octubre de 2016, desconocidos mataron al abogado José Delfín Díaz, cuyo cuerpo fue encontrado en el distrito municipal La Canela con heridas de armas blancas y totalmente calcinado.

Los agresores le sustrajeron al abogado un celular el cual la Policía recuperó.

La víctima de 49 años de edad había salido de su hogar a trabajar, pero nunca regresó.

El jurista había sido reportado como desaparecido. Familiares emprendieron su búsqueda de manera desesperada, hasta que dos días después su cadáver fue hallado incinerado y su cuerpo cubierto de residuos de neumáticos de vehículos consumidos casi en su totalidad por el fuego.

Dos años antes, el 25 de abril de 2014 fue asesinado de varios disparos el abogado Amancio Herrera Turbí, de 51 años de edad, a manos de sicarios cuando se dirigía a su oficina. El asesinato habría sido ordenado por un cliente, supuestamente para no pagar los honorarios.

Fuentes policiales cercanas a las investigaciones del caso señalaron que el móvil del crimen se originó cuando Herrera Turbí manejó el divorcio de una pareja y luego se repartieron los bienes.

Según la fuente, cuando se repartieron los bienes entre la pareja supuestamente habría planificado la muerte del abogado para no pagarle por los servicios prestados.

El profesional del derecho fue atacado a tiros en la avenida Francia esquina Las Carreras en Santiago por dos personas con cascos, quienes no se llevaron ninguna pertenencia de la víctima.

Caso de la tiktoker

En octubre pasado Ana Francisca Gómez de Amaro, una mujer de 52 años, fue asesinada en la avenida 27 de febrero casi esquina Estrella Sadhalá, provincia Santiago.

De acuerdo a datos de la Policía, Gómez de Amaro murió  cuando dos desconocidos a bordo de una motocicleta interceptaron su vehículo marca BMW, hiriéndola mortalmente con dos disparos en la cabeza, con una pistola calibre 9 milímetros.

Un arma de fuego, un radio de comunicación y un alta suma de dinero en efectivo, en moneda local y extranjera, fueron parte de las pertenencias que tenía en su vehículo la occisa.

La mujer estaba vinculada con la red de narcotráfico del denominado caso Falcon, una de las principales estructuras de narcotráfico radicada en Santiago, según las autoridades.