Covid: 3 datos clave que a?n no conocemos tras dos a?os de pandemia

Globales

<>, dice la doctora Seema Lakdawala, profesora de microbiolog?a y gen?tica molecular en la Universidad de Pittsburgh.

Lakdawala se refiere a la impetuosa carrera que los cient?ficos como ella emprendieron desde diciembre de 2019 para descifrar al SARS-CoV-2, que para entonces apenas comenzaba a expandirse.

M?s de dos a?os despu?s, los investigadores han logrado grandes avances, que han permitido el desarrollo de vacunas y tratamientos para combatir la covid-19.

Sin embargo, como indica la experta, a?n hay asuntos fundamentales que siguen siendo una inc?gnita.

Resolver esos misterios, dicen los expertos, permitir?a fortalecer la lucha contra la pandemia.

Estos son 3 datos clave del SARS-CoV-2 de los que a?n no se tiene una respuesta definitiva.

1. El origen preciso del virus

<>, indica la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido en su sitio web.

En febrero de 2021, un equipo de la OMS encargado de investigar los or?genes de la covid viaj? a China y concluy? que el virus probablemente surgi? de los murci?lagos, pero que se necesitaba indagar m?s.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, dijo que la investigaci?n se hab?a visto obstaculizada por la falta de datos y transparencia de China.

Una de las conclusiones de la investigaci?n de la OMS fue que era <> que el virus hubiera llegado a los humanos debido a un incidente en un laboratorio.

Tedros, sin embargo, luego dijo que esa conclusi?n era <> y en un editorial publicado en la revista Science en octubre, dijo que <<no se puede descartar un accidente de laboratorio hasta que haya suficiente evidencia>>.

Ese mismo mes, la OMS conform? un equipo de expertos que se unieron al Grupo Asesor Cient?fico sobre los Or?genes de los Nuevos Pat?genos (SAGO, por sus siglas en ingl?s).

La misi?n del SAGO es investigar si el virus pas? de animales a humanos en los mercados de Wuhan o si se filtr? en un accidente de laboratorio.

El grupo SAGO tuvo su primera reuni?n en noviembre de 2021.

Tedros explica que los hallazgos de grupos como SAGO pueden ser ?tiles para desarrollar pol?ticas que reduzcan la posibilidad de que virus animales salten a los humanos.

A finales de octubre, las agencias de inteligencia de Estados Unidos desclasificaron un informe que dice que es posible que nunca puedan identificar los or?genes del virus SARS-CoV-2.

El documento descarta que el virus haya sido creado como arma biol?gica, y considera la transmisi?n de animal a humano y una fuga de laboratorio como las hip?tesis m?s plausibles.

El reporte, sin embargo, advierte que no lleg? a una conclusi?n definitiva.

China ha rechazado en?rgicamente la teor?a de que el virus se filtr? en un accidente de laboratorio.

En un art?culo publicado en noviembre de 2021 en el portal Stat News, John P. Moore, profesor de microbiolog?a e inmunolog?a en la Universidad de Cornell, afirma que <>.

Moore a?ade que han surgido otras teor?as m?s <>, las cuales pueden ser descartadas y que el debate hoy se centra entre la transmisi?n natural del virus y la filtraci?n de un laboratorio.

2. La dosis infecciosa del virus

La dosis infecciosa es la cantidad de virus necesaria para que ocurra una infecci?n.

En el caso del SARS-CoV-2 esa dosis no se conoce, es decir, no est? claro qu? cantidad de part?culas del virus inhaladas son suficientes para que una persona se contagie.

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY

<<No se ha establecido la dosis infecciosa de SARS-CoV-2 necesaria para transmitir la infecci?n<<, indican los Centros para el Control y Prevenci?n de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en ingl?s).

Los CDC tambi?n indican que estudios en animales e investigaciones epidemiol?gicas muestran que inhalar el virus puede causar la infecci?n, pero que la contribuci?n de la inhalaci?n del virus o su contacto con membranas mucosas (como los ojos) <<permanece sin cuantificar y ser? dif?cil de establecer<<.

<<La dosis infecciosa del SARS-CoV-2 en humanos es una cantidad muy dif?cil de medir sin infectar experimentalmente a humanos>>, le dice a BBC Mundo la doctora Lakdawala, especialista en virus respiratorios con potencial pand?mico.

Con algunos virus, como los que causan la influenza, basta con que la persona se exponga a 10 part?culas del virus para contagiarse, mientras que para otros virus, como el MERS, son necesarias miles de part?culas para causar la infecci?n.

En el caso del SARS-CoV-2 esa cantidad no se conoce.

Lakdawala explica que lo m?s cercano que saben proviene del virus 229e, un tipo de coronavirus que causa un resfriado com?n y que tiene una dosis infecciosa similar a la influenza.

<<Pero no est? claro si ocurre lo mismo con el SARS-CoV-2?, dice la experta.

<<En el caso de la variante ?micron, no est? claro si es m?s infecciosa porque se necesitan menos part?culas para infectarse>>.

<>.

La covid-19 es claramente muy contagiosa, pero esto puede deberse a que se necesitan pocas part?culas para la infecci?n (la dosis infecciosa es baja), o porque las personas infectadas liberan una gran cantidad de virus en su entorno, dice la experta.

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY

Actualmente mucha de la informaci?n sobre el potencial infeccioso de una persona y las medidas de aislamiento est?n basadas en cu?nto tiempo la persona contin?a desprendiendo virus.

Por eso, explica, Lakdawala, conocer m?s sobre la dosis infecciosa del virus podr?a servir para evaluar mejor los riesgos en espacios como restaurantes o escuelas, y seg?n el tiempo que las personas est?n en determinados lugares.

<<En este momento solo estamos siendo cautelosos y tratando de evitar la transmisi?n, pero saber la cantidad de virus necesaria podr?a ayudar a mejorar algunas medidas>>, dice la experta.

Y concluye que aunque no se conozca la dosis infecciosa, <>.

<>, explica Lakdawala.

Actualmente est?n en desarrollo varios estudios en los que a voluntarios se les expone a distintas dosis del virus en un ambiente controlado, a partir de lo cual se espera tener mayor informaci?n sobre la dosis infecciosa.

Las vacunas mantienen la protecci?n contra la covid-19.
3. El nivel de anticuerpos necesarios para prevenir la infecci?n
Actualmente no se sabe qu? cantidad de anticuerpos debe tener una persona para que se considere que est? protegida contra la covid-19.

A esa medida se le conoce como <>, porque son indicadores de que el cuerpo humano est? protegido contra la enfermedad o la infecci?n.

Varios expertos coinciden en que esa cantidad de anticuerpos con los que alguien se puede considerar protegido, es un dato clave en la lucha contra la covid-19.

<<Se necesita con urgencia un correlato de protecci?n para las vacunas contra el SARS-CoV-2?, escribi? en la revista Science en julio de 2021 Florian Krammer, profesor en el Departamento de Microbiolog?a en la Escuela Icahn de Medicina del Hospital Mount Sinai, en Nueva York.

En su art?culo, Krammer explica la importancia de lograr establecer un nivel de anticuerpos como correlato de protecci?n, es decir, lograr identificar la cantidad m?nima de anticuerpos que ofrecen protecci?n.

Una raz?n es que se podr?a acelerar la aprobaci?n de nuevas vacunas con base en la lectura de la cantidad de inmunidad que ofrecen, sin que sean necesarios largos y extensos ensayos de fase 3, dice Krammer.

Conocer el correlato de protecci?n tambi?n permitir?a administrar la vacunaci?n de personas inmunodeprimidas de manera m?s eficiente, por ejemplo, aplicando dosis de refuerzos si se observa que no se gener? un cantidad suficiente de anticuerpos, explica el experto.

Adem?s, dice Krammer, el correlato de protecci?n podr?a ser un indicador que utilicen las autoridades sanitarias para determinar qu? porcentaje de su poblaci?n est? protegida.

Krammer, sin embargo, advierte que es poco probable que se logre identificar un correlato que se pueda aplicar a todas las vacunas, a todas las variantes y a todas las poblaciones, pero que aun as?, ser?a <> en la lucha contra la covid-19.

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY

En el caso de ?micron, por ejemplo, las vacunas generan menos anticuerpos que neutralizan el virus, explica Lakdawala.

<>, aclara la experta.

<<Los datos muestras de manera consistente que las vacunas previenen la enfermedad grave en comparaci?n con los no vacunados>>.

La experta a?ade que la aparici?n de nuevas variantes pueden hacer que cambien los datos de dosis infecciosa y correlato de protecci?n.

<<Cada vez que el virus se transmite puede mutar, y cada vez que mute puede impactar estas variables, as? que hay que evitar las transmisi?n>>, dice Lakdawala.

Para ello, mientras los investigadores intentan responder ?stas y otras inc?gnitas, recomienda seguir manteniendo las medidas de <>: usar mascarillas, vacunarse y mantener la distancia.