Nacionales

El vicecónsul en la ciudad de  Nueva York, Julio Cesar Mateo Báez.

Santo Domingo.- El vicecónsul en la ciudad de Nueva York, Julio Cesar Mateo Báez , afirmó que la administración del presidente Luis Abinader ha vigorizado el Consulado dominicano en Nueva York y robustecido sus servicios a la comunidad.

El funcionario dijo que diariamente acuden entre 200 y 300 personas a la sede consular ubicada en el cuarto piso del edificio 1501 de la avenida Broadway -con entrada actual por la calle 43- en la icónica área de Times Square, en el condado de Manhattan.

«Allí funcionan ramales del Ministerio de Interior y Policía, Dirección Nacional de Pasaportes, Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), Dirección General de Aduanas, Seguro Nacional de Salud (Senasa), Oficina Técnica de Titulación y Proyecto Vivienda Feliz. Operan también oficinas no gubernamentales pertenecientes a la Junta Central Electoral (JCE) y la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)», resaltó.

Los criollos van a realizar las más diversas diligencias, la mayoría relacionadas a pasaportes, cartas de ruta, actas de nacimiento, licencias de conducir, uso de armas de fuego en RD, convalidación de notas escolares, legalización de documentos, etc.

Mateo Báez destacó la rebaja aplicada por iniciativa del Presidente Abinader a los pagos por servicios: “por ejemplo, renovar un pasaporte por seis años lo encontramos en 190 dólares y primero lo rebajamos a 130 dólares y ahora está en 125. Renovar el pasaporte por diez años lo encontramos en 295 dólares y ahora está en 195. Obtener un poder legal para materializar cualquier transacción costaba 160 dólares y ahora está en 100 dólares. Y las llamadas cartas de ruta, que usan las personas con problemas en los pasaportes, costaban antes 100 dólares y ahora solo 50”.

El vicecónsul, quien es presidente de la filial del Partido Revolucionario Moderno (PRM) en Nueva York y presidente por elección del Comité Permanente de Partidos Politicos (CPPP), integrado por todas las organizaciones dominicanas que actúan en esa ciudad, citó como punto luminoso la instalación de oficinas satélites consulares en el alto Manhattan, El Bronx, Brooklyn y Queens que permiten a los criollos recibir los mismos servicios sin necesidad de ir a la dependencia central de Times Square.

Mateo Báez (Yulín) manifestó que “mucha gente cree que el Consulado es una simple alcancía de recaudar dinero del gobierno dominicano y no es así. El Consulado es, además, un centro de asistencia social a la comunidad dominicana, sin tomar en cuenta banderías políticas”. Para sustentar ese criterio apuntó: “se ofrece apoyo a los envejecientes, a los grupos deportivos, a las personas que necesitan trasladar cadáveres a Santo Domingo e incluso a dominicanos que emigraron y quieren retornar definitivamente al país y no cuentan con recursos para ello”.

“Cuando asumió el actual gobierno había 57 personas desempeñando las funciones de vice cónsul, varios de ellos residiendo en Santo Domingo y cobrando en dólares. Ahora solo somos cinco vice cónsul, lo que da una idea del cambio registrado. Y la empleomanía en general es de 220 personas”, resaltó.

Un aspecto al que confirió gran importancia es la promoción realizada al seguro de Senasa, que permite a los criollos adquirientes y residentes en Nueva York recibir asistencia cuando están en el país.