Nacionales

Una familia mientras comparte la cena de Nochebuena.

Santo Domingo. – Una infectóloga del Centro Médico de Diabetes, Obesidad y Especialidades (CEMDOE) invitó a la población a mantener hábitos saludables y evitar intoxicaciones por medio de procedimientos seguros para las personas y sus familias.

La doctora Elianet Castillo indicó que la intoxicación alimentaria es un síndrome que resulta de la ingesta de alimentos contaminados con microrganismos, toxinas o sustancias químicas.

“Existen más de 250 patógenos asociados a ella, especialmente cuando manejamos los alimentos de manera incorrecta”, explicó.

Agregó que los alimentos más frecuentemente asociados a intoxicaciones alimenticias son el huevo, las carnes no cocinadas completamente o recalentadas de forma no exitosa, cremas, mayonesas, leche no pasteurizada, mariscos, frutas y vegetales, entre otros.

Detalló que, usualmente, luego de que una persona ingiere comida contaminada, los síntomas inician, a menudo, hasta a las 6 horas luego de la ingesta del alimento contaminado.

Precisó que los síntomas debutan de manera abrupta y se caracterizan por náuseas, vómitos, diarreas, cólicos abdominales, malestar general y en algunos casos, fiebre.

“Una pista de que estamos ante una intoxicación alimentaria es que suele haber más personas afectadas que también estuvieron expuestas a esta fuente común contaminada”, puntualizó.

Expuso que “generalmente los síntomas duran pocos días y la mayoría se recupera satisfactoriamente sin intervención médica”.

Empero, comentó que, en las personas con inmunosupresión (pacientes con cáncer, pacientes que utilizan esteroides u otros medicamentos inmunosupresores), pacientes con comorbilidades como cardiópatas, enfermedad renal crónica y diabéticos, el cuadro puede ser mucho más agresivo o de larga duración y requieren de una atención médica especializada”.

Dijo que, acorde a los estándares internacionales de seguridad alimentaria, existen 8 consejos para disminuir el riesgo de contraer alimentos contaminados.

Estos consejos son lavados de manos, de los utensilios, de las superficies donde se manipularán los alimentos y de las frutas y vegetales, así como separar los alimentos, evitar la contaminación cruzada entre frutas y vegetales, carnes, mariscos, aves y huevos.

La especialista de CEMDOE, centro certificado por la Joint Commission International (JCI). Indicó que también hay que cocinar los alimentos a la temperatura correcta y, al recalentar los alimentos, asegurarse que se cocinen o calienten completamente antes de ingerir.

Del mismo modo, nunca dejar alimentos perecederos fuera del refrigerador por más de una hora y no marinar los alimentos en el mostrador de la cocina porque la forma más segura es entrar el alimento marinado al refrigerador.