Bandas armadas de Hait? se refuerzan con los ni?os de la calle

The content originally appeared on: El Dia

Puerto Pr?ncipe.- Los refugios para ni?os en situaci?n de calle de Puerto Pr?ncipe se est?n quedando vac?os debido a las pandillas, que est?n reclutando a los menores para participar en la guerra urbana que desde hace un mes aterroriza a la capital de Hait?.

Desde la escalada de la crisis sociopol?tica y econ?mica marcada por la multiplicaci?n de los grupos armados, secuestros y masacres, pocos ni?os se observan en las calles del ?rea metropolitana de la capital haitiana.

“Los soldados de los grupos armados vienen a reclutarnos por la noche”, afirma a Efe un menor que pulula por la c?ntrica plaza Champ de Mars, cerca del Palacio Nacional y donde siempre hubo muchos ni?os de la calle.

En esa zona fue inaugurado en 2013 un centro de acogida para estos menores, el primero de su tipo dentro de un programa de rehabilitaci?n, pero que ahora est? pr?cticamente vac?o y abandonado.

“Hay unas 48 personas aqu?. Pasan el d?a en otro sitio y vienen todas las noches a dormir”, dice uno de los adultos que pernocta en el lugar dise?ado para acoger hasta a 400 personas.

RECLUTAMIENTO FORZOSO

Este hombre afirma que las bandas armadas Ti Lapli, Bougoy y 100 Jours figuran entre las que reclutan a los menores en esta zona.

Seg?n el soci?logo Djems Olivier, de la Universidad del Estado de Hait?, el fen?meno no es nuevo, ya que desde el a?o 2000 los grupos armados han utilizado a los ni?os.

Les invitamos a leer: Hait?: Lucha entre pandillas deja 20 muertos y desplazados

“Se trata de ni?os que son utilizados como escudos humanos o como exploradores (…) El nivel de criminalidad es mayor en un ni?o soldado que en un soldado adulto”, consider?.

Olivier puntualiza que “los ni?os est?n cada vez menos presentes en las calles”, para agregar que esa ausencia no es para incorporarse a otros centros de acogida, y mucho menos para ser auxiliados por las ONG o el Ministerio de Asuntos Sociales.

UNA ESPERANZA DESVANECIDA

Muy pocos ni?os en el patio, j?venes vigilando la entrada, m?sica vud?, cigarrillos y drogas yendo y viniendo. En la parte trasera, hombres y mujeres se ba?an desnudos. El patio ofrece la imagen de un espacio abandonado donde la hierba est? por doquier.

Esa es la realidad hoy del centro de acogida para ni?os en situaci?n de calle que hace nueve a?os abri? sus puertas y ahora est? en una situaci?n deplorable.

Los dormitorios han sido convertidos en aseos p?blicos con un olor repulsivo, hay basura de todo tipo en el suelo y no hay electricidad.

La zona est? bajo control del G9 Fanmi e Alye, una de las m?s poderosas bandas armadas de Hait?, dirigida por el expolic?a Jimmy Cherizier, apodado Barbecue.

“El director empez? a despilfarrar materiales, los dem?s hicimos el resto”, confiesa un joven de 20 a?os que creci? en el centro de acogida.

VIOLENCIA EXTREMA DE LAS BANDAS

A mediados de mayo, la ONU constat? que hay informes sobre el reclutamiento de ni?os soldados que participaron en la ola de violencia desatada el 24 de abril.

Tambi?n, afirm? que, entre los hechos de violencia extrema registrados en el ?ltimo mes, se han producido numerosos asesinatos de ni?os sospechosos de ser informantes para bandas rivales.

Seg?n los informes, las bandas tambi?n utilizan actos de violencia sexual, incluida la violaci?n en grupo de ni?os de hasta 10 a?os, para aterrorizar e intimidar a las poblaciones locales que viven en ?reas controladas por bandas rivales.

Entre el 24 de abril y el 16 de mayo, al menos 92 civiles y 96 presuntos miembros de las pandillas fueron asesinados en los ataques armados coordinados en Puerto Pr?ncipe, seg?n los c?lculos de la ONU. Otras 113 personas resultaron heridas y 12 fueron reportadas como desaparecidas, pero el n?mero real de personas muertas podr?a ser mucho mayor.