Globales

Nueva York,.- Un joven de catorce anos fue acusado hoy en Nueva York de robo y de violar a una mujer en presencia de su hija de cuatro anos, de acuerdo con la fiscalia de Suffolk (este de Nueva York).

El fiscal del condado de Suffolk, en Long Island, Ray Tierney, dio a conocer los cargos contra el adolescente, cuyo nombre no se suministro por ser un menor, por los hechos ocurridos el pasado 19 de abril.

“Aparte de la extrema violencia de la actividad delictiva, lo que hace que este caso sea tan impactante es la edad del acusado para cometer crimenes tan despiadados y violentos”, indico Tierney en un comunicado.

Explico que ese dia la mujer de 23 anos escucho ruidos en la casa y creyo que era su esposo que habia regresado del trabajo. Pero poco despues el menor y otro hombre, que aun es buscado por las autoridades, entraron a la habitacion donde estaba la mujer con la nina.

El menor de 14 anos tomo el celular de la mujer y le obligo a desbloquearlo, y mientras el hombre buscaba objetos que robar, el adolescente presuntamente la violo delante de su hija.
Luego la arrastro hasta un pasillo donde siguio violandola, tras lo cual la regreso a la habitacion donde estaba su hija, a la que intento tambien de llevar al pasillo.

Fue entonces cuando la mujer lucho con el menor, que la llevo a otra habitacion donde le mostro el cuchillo que tenia, con el cual le causo una herida en la lado izquierdo de su cara, desde la ceja hasta la raiz del cabello y la apunalo en el pecho.

La pareja se marcho luego de robar varias cosas de la casa.

La mujer fue atendida en un hospital cercano donde le tomaron puntos de sutura y se recopilaron pruebas de ADN, explico ademas el fiscal.

Dos dias despues el menor fue arrestado por cargos no relacionados con el caso, pero admitio haber robado en la casa de la mujer, si bien nego haberla violado.

La prueba de ADN lo vinculo con la violacion y el caso fue llevado ante un gran jurado, que le presento cargos como delincuente juvenil por violacion, acto sexual criminal, agresion, robo y poner en peligro el bienestar de un nino, que hoy le fueron leidos oficialmente por un juez del tribunal de menores del condado de Suffolk.