Deportes

Aaron Judge

Aaron Judge quedó fuera de la alineación titular de los Yankees de Nueva York el miércoles contra los Orioles de Baltimore, una noche después de que un lanzamiento lo golpeara en la mano izquierda.

Sin embargo, el manager de los Yankees, Aaron Boone, dijo que Judge se sentía mejor e incluso hizo swings en la jaula de bateo cubierta.

«Creo que es el día a día», dijo Boone. «Probablemente estuvo cerca hoy».

Trent Grisham estaba listo para reemplazar a Judge en el jardín central y batear noveno. El as de los Yankees, Gerrit Cole, estaba programado para hacer su debut en la temporada después de recuperarse de una lesión en el codo derecho.

Judge fue golpeado por una bola rápida de 94.1 mph del abridor de Baltimore, Albert Suárez, durante la victoria de Nueva York por 4-2 el martes por la noche. El toletero abandonó el juego una entrada después, pero las radiografías y una tomografía computarizada fueron negativas, por lo que parece que evitó una lesión grave.

“Me siento mejor después de recibir buenas noticias”, dijo Judge el martes por la noche después de regresar al Yankee Stadium desde el Hospital Presbiteriano de Nueva York. “Es un gran alivio. Simplemente haber sido golpeado allí hace un par de años y romperme la muñeca, nunca se sabe. lo que va a pasar. Así que descubrir que no está fracturado, ni roto, es definitivamente un suspiro de alivio”.

Judge se perdió 45 juegos por una fractura en la muñeca derecha luego de ser golpeado por un lanzamiento de 93.4 mph de Jakob Junis de Kansas City el 26 de julio de 2018.

Judge batea .302 y lidera las ligas mayores con 26 jonrones y 64 carreras impulsadas. El jardinero de 32 años es cinco veces All-Star y fue el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2022 después de conectar 62 jonrones para romper el récord de la Liga Americana de 61 establecido por Roger Maris en 1961.

Otra gran estrella, Mookie Betts de los Dodgers de Los Ángeles , se fracturó la mano izquierda el domingo cuando fue golpeado por un lanzamiento de Dan Altavilla de los Royals de Kansas City y se espera que se pierda de seis a ocho semanas.

«Cada vez que te golpean 94, 95 hacia arriba y hacia adentro, especialmente en las manos donde hay tantos huesos pequeños», dijo Judge, «nunca sabes qué va a pasar ni qué va a ser».