<>

Portada-1 Salud

Indira J?uregui estuvo internada 18 d?as por covid-19 con el resto de su familia en Lima, Per?.

Indira J?uregui era antivacunas.

Pero despu?s de pasar 18 d?as internada junto a su familia por covid-19 en Lima, Per?, cambi? radicalmente su forma de pensar.

Conectada al ox?geno en un centro asistencial, esta mujer de 49 a?os, sinti? que su vida estaba llegando a un punto de no retorno.

<<Para m? fue como enfrentarme a la muerte. Estaba boca abajo y me puse a pensar en mi vida. Pens? en lo que no hice y en lo que deb? hacer. Me puse a pensar en mi familia, en el tiempo que no pas? con mi familia por estar trabajando. Pens? en los abrazos que no di, en las llamadas que no hice>>.

Como los hospitales estaban colapsados, Indira fue internada en un lugar habilitado para atender pacientes en medio de la emergencia. Hasta ah? lleg? con su madre de 72 a?os, una hermana, su cu?ado y su sobrino. Todos contagiados con el virus.

Ella nunca crey? en teor?as conspirativas como aquellas que se?alan que las vacunas son un complot para exterminar a la humanidad, o que son hechas con inhumanos procedimientos en los que se utilizan fetos, o que al vacunarte te implantan un chip en el brazo para espiarte.

M?s bien ten?a miedo a los potenciales efectos secundarios de la vacunaci?n. Y su profunda convicci?n en los m?todos de sanaci?n natural, la llevaron a creer que no era necesario vacunarse.

Este es su testimonio contado en primera persona.

Soy terapeuta alternativa. Cuando comenc? a estudiar aprend? la t?cnica japonesa del reiki y ahora estoy trabajando con biomagnetismo, que es una terapia con imanes.

En mi c?rculo nos interesa todo lo que es natural, todo lo que tiene que ver con una visi?n hol?stica de los seres humanos. Como me gusta aprender, he le?do muchos libros sobre las vacunas y los efectos negativos que tienen en la salud.

Pero nunca fui de los que se dedican a satanizarlas, llevando las cosas a un extremo. En las redes sociales como Facebook o los grupos de Whatsapp, he visto muchos mensajes y videos de personas que se van al extremo y que hablan del uso de fetos en las vacunas, de que nos quieren dominar y convertirnos en zombies, o esa teor?a de que cuando te vacunan te ponen un chip en el brazo.

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

J?uregui cuenta que las vacunas le daban miedo por sus potenciales efectos secundarios.

Tambi?n hay otras personas en las redes que se dan cuenta que la ciencia y lo natural se complementan para que el ser humano tenga una vida saludable y equilibrada.

Yo era antivacunas porque conoc?a casos de personas que, antes de que llegara la covid, se hab?an vacunado contra otras enfermedades y hab?an sufrido efectos secundarios.

No quise vacunarme cuando hace a?os atr?s apareci? el virus del H1N1 y aqu? en Per? hicieron campa?as de vacunaci?n. Pensaba que, como las vacunas tienen metales pesados, pod?an causar muchos efectos secundarios. Creo que por ah? viene el miedo. Las vacunas me daban miedo.

Tambi?n pienso que influyeron todas las publicaciones que sal?an en las redes, cada una m?s fant?stica que la otra, especialmente esa teor?a de que la pandemia era un invento.

<>

Al principio, cuando reci?n comenz? la covid en China y despu?s en Europa, pensaba que era como algunos virus de transmisi?n sexual.

Pero cuando lleg? aqu?, empec? a tomar conciencia de lo que estaba pasando. Yo era muy cuidadosa con la desinfecci?n y todos los cuidados que hay que tener para no contagiarse y no contagiar a otras personas.

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Estas sobrevivientes de covid-19 van de regreso a su casa desde la Villa Panamericana en Lima, donde estuvo internada Indira J?uregui.

Hice todo lo posible para evitar el contagio, incluso he sido exageraba con el tema del cuidado y de seguir los protocolos, pero al final me contagi? en mi casa, con mi familia. Era julio del a?o pasado.

Cuando dimos positivo, llamamos a la l?nea 107 que tenemos aqu? en Per? para los que tienen covid. Nos internaron a todos en la Villa Panamericana, unos departamentos que construyeron para los deportistas que vinieron a las Olimp?adas (Juegos Panamericanos de 2019).

Con la pandemia esa villa se convirti? como en un hospital para la gente con covid. Es que como los hospitales estaban colapsados, abrieron otros lugares para los enfermos. La Villa Panamericana era un lugar bien equipado y los m?dicos nos trataban muy bien.

El problema es que cuando me internaron, al tercer d?a empec? con una fiebre alta y se me elev? la presi?n. No com?a, no pod?a comer. Un m?dico me dijo que si quer?a vivir, ten?a que comer.

Como estaba empeorando, al sexto d?a me tuvieron que bajar a un lugar como un hangar donde ten?an a los pacientes conectados al ox?geno. Ah? fue cuando trajeron un bal?n y me pusieron el ox?geno.

A medida que pasaba el tiempo me iban aumentando el ox?geno porque no mejoraba, hasta que el m?dico me dijo que ten?a que pasar 17 horas boca abajo.

Yo, la verdad, es que soy gordita. Entonces para mi estar boca abajo era un suplicio. Todo se fue complicando en ese momento.

<>

Para m? fue como enfrentarme a la muerte. Estaba boca abajo y me puse a pensar en mi vida. Pens? en lo que no hice y en lo que deb? hacer. Me puse a pensar en mi familia, en el tiempo que no pas? con mi familia por estar trabajando. Pens? en los abrazos que no di, en las llamadas que no hice.

Toda mi vida pasaba por mi mente, desde la ni?ez hasta ese momento. Dec?a… <>.

FUENTE DE LA IMAGEN,INDIRA J?UREGUI

Pens? en los abrazos que no di, en las llamadas que no hice. Dec?a… <>.

Mi mam?, en cambio, estaba vacunada con las dos dosis. Mis hermanas la llevaron a vacunarse y yo creo que a mi mam? la salv? la vacuna. Es que si no, mi mam? no hubiese superado la covid y no estar?a aqu? con nosotros.

Con esa experiencia me di cuenta de lo que estaba pasando y entend? que hay cosas que la ciencia sabe por qu? las hace. Fui antivacunas y ahora me arrepiento. La covid casi me quita la vida, pero nunca fui como esas personas antivacunas extremas. Nunca fui una fan?tica que cree todo lo que le dicen.

Cuando volv? a mi casa estaba convencida de vacunarme. Esper? los tres meses que hay que esperar y lo hice. Y ahora estoy esperando el tiempo para la vacuna de refuerzo. Aqu? en Per? ya estamos con la tercera dosis.

Con el tiempo, creo que Dios me ha dado la raz?n de que fue bueno que cambiara de opini?n, porque hace tres meses falleci? mi t?o F?lix por covid y ?l nunca quiso vacunarse.

Conozco a varias personas que no quieren vacunarse. Cuando conversamos les pregunto, <>.

Tambi?n les pregunto si quieren a su familia, a sus hijos. Les digo que si no quieren vacunarse por ellos mismos, que lo hagan por sus seres queridos.